Erick Novaro: “Somos culpables de querer a Honduras sin la corrupción, ni los crímenes golpistas

En entrevista telefónica desde Tegucigalpa, Erick Novaro Rodríguez (Honduras, 1985) estudiante universitario e integrante de la resistencia popular, alza la voz para denunciar la suspensión de las garantías individuales a raíz del golpe de Estado y el toque de queda.

“Si nos asociamos, los militares y policías pueden entrar en nuestra casa sin ninguna orden judicial u orden de captura, arrestarnos y encarcelarnos todo el tiempo que ellos quieran y ni siquiera nos informan la razón por la que nos encarcelan”.

Erick Novaro trabajó como productor en la televisión pública y privada de Honduras, conoce el teje y maneje de la industria informativa. En la actualidad es parte del movimiento de desobediencia pacífica y comparte su experiencia: “Los militares tienen a los pueblos rurales e indígenas sometidos con las armas y la violencia, los tienen aterrorizados y se quedan en las casas por el miedo a que los maten o arresten, pero como te lo he mencionado antes, hay pobladores que se han logrado fugar de esta opresión y se han trasladado a la capital para hacer valer su voz”

–¿Cuál es tu experiencia como productor televisivo en Honduras?

–Comencé en el medio televisivo en el año 2003, con 18 años de edad, tras haber recibido varios cursos de post-producción de televisión, trabajé durante 4 años en una productora de televisión, realicé diversas producciones televisivas tanto gubernamentales, en el período presidencial de Ricardo Maduro (empresario del opositor Partido Liberal), así como en el gobierno del Presidente Constitucional de la República de Honduras, Manuel Zelaya.

“Luego salí del país, en el año 2007, con destino a Italia para estudiar más sobre la producción de televisión y las comunicaciones. En estos momentos estoy trabajando “free lance”, siempre en el ámbito de las telecomunicaciones y soy pasante de la carrera de mercadotecnia, en la Universidad Tecnológica de Honduras”.

–¿Cuál es la situación actual de la televisión en Honduras?

–Desde que los gorilas dieron el golpe de Estado, el pasado domingo 28 de junio, todos los medios de comunicación que en cierto grado apoyan al presidente Zelaya fueron cortadas sus transmisiones para que no transmitieran lo que estaban pasando en ese momento en el país; entre estos medios de comunicación tenemos al: Canal 36, Canal 8 (del gobierno), Canal 6 de San Pedro Sula, Canal 11, Canal 45, Radio Globo, Radio Progreso, y programas de televisión como “Hable como Habla” del  Canal 66 y los canales internacionales de noticias; esto pasó desde el domingo, hasta el martes 30 de junio y Canales como el 11 se vieron en la obligación de omitir sus transmisiones noticiosas colocando programación de novelas, musicales, deportes, dibujos animados.

“Un sinfín de programas alejados de la realidad del país. No así con Canal 36 que aún está fuera del aire. Y otros medios fueron habilitados, pero en el momento en que transmiten noticias sobre lo que pasa en el país, son retiradas sus transmisiones, esto pasa en la prensa que está en contra del golpe de Estado”.

–¿Qué tipo de noticias programaron los golpistas?, ¿todavía están fuera del aire TeleSur y CNN en la TV por cable?

–Ahora bien, los medios de comunicación de los grupos fácticos, como los de Televicentro: Canales 3, 5, 7, 16; Canal 12 y 30; Canal 10; Canal 9; Canal 13; Canal 51, transmitían y transmiten programación normal alejando a la población de  la información sobre todo lo que está pasando en el país y dejando espacio a las noticias que sólo les convienen a ellos, como la farsa de la carta de la renuncia del presidente Zelaya y la toma de posesión del golpista Roberto Michelletti (mejor conocido como Goriletti), transmiten todos los discursos de las bancadas de diputados de cuatro corrientes políticas de Honduras (Partido Liberal, Partido Nacional, Partido de Innovación y Unidad y el Partido Demócrata Cristiano) a excepción de la Unificación Democrática.

“En TV vemos los pronunciamientos del los golpistas en contra de nuestro presidente legítimo Manuel Zelaya y las infames acusaciones hacia él. Los canales internacionales de noticias, como CNN, fueron cortados el 28 de junio de todas las compañías privadas de cable del país, hasta el día miércoles, con la excepción de que cuando CNN transmitía o transmite noticias desde Honduras o correspondientes a Honduras,  su transmisión es cortada por dichas empresas. TeleSur fue totalmente sacada del aire de todos los sistemas de TV por cable”.

–¿De qué forma sobreviven ante la restricción de las garantías individuales y la aplicación del toque de queda?

–A todos los ciudadanos, que en este caso viven con temor a salir de sus casas en la noche, se nos quitó el derecho de asociarnos en las horas del toque de queda y si nos asociamos, los militares y policías pueden entrar en nuestra casa sin ninguna orden judicial u orden de captura, arrestarnos y encarcelarnos todo el tiempo que ellos quieran y ni siquiera nos informan la razón por la que nos encarcelan, la inmovilidad por nuestro territorio y el toque de queda son para que la población esté sumisa y aterrorizada; nosotros, los que estamos en la resistencia popular, nos comunícanos por los celulares y otros medios que no puedo mencionar, así nos ponemos de acuerdo con las planificaciones y las protestas pacíficas que hemos realizado.

–¿Qué sucede en los retenes y las barricadas de Tegucigalpa?

–Éstas han sido diseñadas por los militares para que las personas más pobres de tierra adentro no lleguen a la capital para protestar; los fascistas y golpistas están dividiendo al pueblo con mentiras. Algunos viajan de provincia a Tegucigalpa para pedir el regreso de nuestro presidente electo por el pueblo: Manuel Zelaya Rosales; pero los buses en los que se transportan nuestros compatriotas son tiroteados en los neumáticos y detenidos, los compatriotas que pueden salen corriendo, caminan horas y horas por las montañas hasta que  llegan a la capital.

–¿Están informados de la situación en las poblaciones rurales o fronterizas?

–De cierta manera no, porque los medios de comunicación son controlados por los grupos fácticos y ellos están mostrando sólo una cara de la moneda, pero existe una situación: que estas personas, las que viven en zonas rurales e indígenas, son las que más han sido beneficiadas por el gobierno del presidente de la República Manuel Zelaya. Los militares tienen a estos pueblos sometidos con las armas y la violencia, los tienen aterrorizados y se quedan en las casas por el miedo a que los maten o arresten, pero como te lo he mencionado antes, hay pobladores que se han logrado fugar de esta opresión y se han trasladado a la capital para hacer valer su voz.

–¿De dónde salen los perfumados “manifestantes” que corean ¡vivas! al golpista Goriletti?

–Estos traidores de la patria diría yo, mercenarios que se van con el mejor postor, estos esclavos de las empresas privadas y maquilas, estos capitalistas millonarios, los hijos de los empresarios, las esposas, en fin, toda la clase alta del país, los grupos que planificaron el golpe de Estado, los miembros de los partidos políticos Nacionalistas y Liberales que se dejan comprar, son los diversos grupos que siempre estuvieron en contra de las reformas que hizo el presidente Constitucional Manuel Zelaya a favor del pueblo.

“Algunas personas son pagadas con 400 lempiras o el equivalente a 20 dólares estadounidenses, por ir a gritar: ¡Viva Goriletti!, estas perfumadas personas las transportan en buses que cobran cantidades enormes. Otras son llevadas a la fuerza porque les dicen que si no van los van a despedir de sus empleos”.

–¿Existen sectores constitucionalistas dentro del Ejército y la policía?

–Mmm… luego de cinco minutos de quebrarme la cabeza y meditar mi única respuesta es no, a los milicos sólo les interesa su bienestar personal, hablo de los militares y policías de alto rango, los demás son simples peones a los cuales mueven y usan para oprimir al pueblo a base de armas y violencia.
 
–¿A qué atribuyes la saña en la represión? lo pregunto por las imágenes de los milicos y policías maltratando cruelmente a la población indefensa…

–Porque la mayoría de los militares y policías de bajo rango son iletrados, la mayoría de ellos sólo llegan al 6º grado básico y estoy dándoles mucho créditos en sus estudios, dicen que los policías son más estudiados y te puedo asegurar que es cierto, pero ellos son educados para la violencia y la sangre. Otra atribución se debe a las órdenes que ellos tienen de los grupos fácticos y del gobierno golpista, que desde el principio fue y es: golpear, no te puedo decir si son obligados, pero en las imágenes se ve que están disfrutando, como si las Fuerzas Armadas y policíacas estuvieran drogadas.

–¿Qué delito cometió el presidente Zelaya?, ¿de qué son culpables, ustedes, sus partidarios?

–Los  únicos delitos fueron: hacer que las clases obreras tuvieran un salario digno para subsistir; que las empleadas domésticas tuvieran Seguro Social; que los grupos étnicos como los garífunas, tolupanes, lencas, chortí, fueran escuchados por primera vez en un gobierno; que los niños y los jóvenes no pagaran para estudiar, que se matricularan gratuitamente; que a los jóvenes se les diera más participación en las política del gobierno; que los empresarios dejaran de explotar y lucrarse de las clases obreras y campesinas; que los campesinos tuvieran más oportunidad y facilidad a préstamos para poder recuperar el nombre que teníamos antes, nos consideraban el granero de Centroamérica.

“Y  que el pueblo fuera consultado y escuchado en las formas de cómo quiere vivir; que el pueblo cuidara los bosques que estaban siendo devastado por los empresarios; que es el único presidente que bajó el precio de los combustibles, cuando en Centroamérica éramos el país que le vendía al pueblo el combustible más caro de toda la región; que las térmicas dejaran de estafar al pueblo con la venta de energía eléctrica a base de combustible derivado del petróleo.

“En fin, esto es un poquito de lo que el presidente Manuel Zelaya hizo como delito en este país y por eso los grupos fácticos lo han juzgado, humillado, golpeado, maltratado y botado fuera de las fronteras de la tierra que le vio crecer y lo convirtió en presidente de la República mediante el voto popular.

“Nosotros somos culpables de no hacernos los estúpidos; somos culpables de No olvidar fácilmente lo que el presidente Zelaya hizo para que nuestro país dejara de ser la porquería que es en estos momentos; somos culpables de querer una Honduras sin la corrupción y sin los crímenes de los golpistas; somos culpables de querer que se respete la Voz del Pueblo y las garantías individuales; somos culpables de soñar un futuro mejor para nuestro hijos; somos culpables de ser los nuevos jóvenes y levantarnos para derrocar a los golpistas y su oligarquía”.
 
–Finalmente, el Héroe Nacional de Honduras, el General Francisco Morazán decía: “Ni he de huir, ni me falta valor para morir”; recientemente el presidente Zelaya declaró: “estoy dispuesto a tres cosas, primera, a ofrendar la vida, si a ese extremo quieren llegar los golpistas; segunda, si soy capturado, iré a la cárcel, y tercera, estoy dispuesto a volver a la casa presidencial si el pueblo me lleva de vuelta” ¿Cómo ves el horizonte político desde Tegucigalpa?

–Puedo asegurar que la lucha no se detendrá; con el pensamiento y la voz en alto vamos a derrocar al gobierno de facto, que en estos momentos pretende decidir por mí y por todos los hondureños. Y si tenemos que morir por decir lo que pensamos y lo que queremos para el futuro de nuestros pueblos, pues moriremos con nuestros ideales, pero no con la fuerza y ni las armas, sino con nuestra voz y nuestras protestas pacíficas.

“El mundo ha cambiado y Honduras no se quedará atrás, a pesar de que los golpistas han retrocedido al país 50 años. Nosotros y sólo nosotros tenemos el poder para decidir lo que queremos”.

__________

Mario Casasús es periodista.
Publicado originalmente en www.elclarin.cl y SurySur.net –se reproduce aquí por gentileza del autor.