“¡Terminaremos la lucha del Che!”

La humanidad enfrenta los desafíos más extremos que jamás haya enfrentado. Los últimos meses, el paso de los huracanes Irma, José, Lee, Harvey y María han significado una difícil experiencia para los pueblos caribeños. El sexto huracán de la temporada se llamó Ofelia. ¿Por qué nombres tan comunes? ¿Y por qué no el huracán Trump? El presidente multimillonario, ese empleado de las multinacionales, es el símbolo perfecto de este imperialismo decadente y más peligroso que nunca.

 

Ante el cinismo de un Trump, las declaraciones de Evo en la Conferencia del Clima en Cochabamba en 2010, encuentran un eco particular en los acontecimientos actuales: “el cambio climático es el producto del sistema capitalista (…) o muere el capitalismo, o la Madre Tierra”. Evo también anunció propuestas audaces como: 1) la creación de un tribunal de justicia climática, 2) la transferencia de gastos de guerra a un presupuesto para la defensa del planeta, 3) el abandono de la sobreproducción y el consumo excesivo que caracterizan el modelo capitalista.

Con la aceleración de los riesgos naturales vinculados al cambio climático, la solidaridad de los pueblos se está convirtiendo en una necesidad vital. El 19 de septiembre, un terrible terremoto golpeó a México y causó 369 muertes. La movilización del pueblo mexicano en esos dramáticos momentos fue notable y puede que signifique un riesgo para Peña Nieto cuando llegue el momento oportuno. Con las elecciones presidenciales de 2018 en el horizonte, el EZLN acaba de presentar la primera candidata india en la historia de México, María de Jesús Patricio, popularmente conocida como “Marychuy”.

En América Latina, el pueblo cubano reclama el respeto a la soberanía y la dignidad como una condición previa para el surgimiento de un nuevo mundo. Han pasado 50 años desde que el Che dio por terminado su periplo entre nosotros, después de haber sido asesinado por esbirros de la CIA en Bolivia.

Referencia ineludible para la juventud mundial, icono de la historia contemporánea, el Che nos habla hoy a través de sus compromisos y su pensamiento revolucionario. El Journal de Notre Amérique estaba ansioso por rendirle un homenaje mil veces merecido. Durante su elección en 2006, el presidente Evo Morales hizo lo mismo, reavivando las brasas de la revolución en Bolivia: “¡Terminaremos la lucha del Che! ”

 

Fuente : Le Journal de Notre Amérique