Nicaragua : golpe a la economía popular

Los trabajadores por cuenta propia no éramos reconocidos, siempre fuimos perseguidos, sujetos a persecución por parte de la ley, porque nosotros no tenemos algo legal para trabajar. Pero éramos desalojados, marginados, discriminados y perseguidos en los tiempos neoliberales de los otros gobiernos.

 

Mi nombre es Maribel Baldizón García, yo soy trabajadora por cuenta propia, tengo un negocio pequeño en donde vendo frutas, vendo jocotes, mangos, papaya, ensalada de frutas, todo lo que sean frutas de temporada. En este mes cumplo 40 años y ahí he crecido. También estudié y he seguido vendiendo mis frutas. Siempre he tenido mi negocio desde pequeña con mi mamá y ahora que ya estoy grande tengo mi negocio aparte.

Yo aquí en la organización soy Secretario General de la Federación de paradas y semáforos, vendo en una parada de buses aquí, en la Universidad Centroamericana (UCA) desde la edad de siete años.

 

 

Yo comencé a organizarme a partir de una necesidad que teníamos los trabajadores por cuenta propia, porque nosotros no éramos reconocidos, siempre hemos sido perseguidos, hemos sido sujetos de persecución por parte de la ley, porque nosotros no tenemos algo legal para trabajar, pero si éramos desalojados, marginados, discriminados, perseguidos que nos desalojaban en los tiempos neoliberales de los otros gobiernos.

Nos quitaban de los espacios de los andenes, nos desalojaban, nos mandaron a quitar porque para ellos siempre hemos sido los que ponemos feo la ciudad, Y no ven una necesidad que nosotros tenemos que llevar el sustento a nuestras familias, sino que nos miran como algo que pone feo Nicaragua. Pero no, nosotros somos generadores de riqueza.

 

A partir de esta organización, a mí me capacitaron y me hicieron ver que yo era generadora de riqueza, nosotros somos generadores de nuestro propio empleo, nosotros no necesitamos andar buscando empleo, nosotros somos generadores de nuestro propio ingreso, aportamos a la economía de este país.

 

Impacto de la situación tras los acontecimientos recientes

 

A nosotros nos vinieron a botar la economía. Nosotros veníamos trabajando tranquilamente, pagamos nuestras deudas. Yo por lo menos mandaba a mis hijos a la escuela pero a partir de la crisis que esta gente generó con violencia, toda la violencia y el terror que ellos generaron, todas las matanzas que ellos hicieron con nuestros hermanos nicaragüenses.

Yo saqué a mis hijos de la escuela por miedo de que me le fueran a hacer algo. No se podía transitar, nos tenían secuestrados porque no podíamos trabajar, no podíamos transitar en nuestras calles, no podíamos andar libremente porque éramos sujetos a los que podían violar matar, robar, qué se yo.

 

Entonces, de ver tanta violencia que estaban haciendo y esos tranques, que si te encontraban te mataban por ser de una ideología política, con sólo que te reconocieran. A mí me quemaron mi tramito parcialmente. Yo vendo aquí en el sector de la UCA, contiguo a la universidad y me le prendieron fuego, me dejaron sin trabajar casi tres meses.

Me dejaron casi pidiendo limosna. Tuve que inventar, pedir fiado, quedé con grandes deudas. A mí, las deudas se me están haciendo impagables porque yo no pagué a tiempo. Me dieron un préstamo y lo perdí, me acababan de dar un préstamo y acababa de invertir en la mesita donde trabajaba, me la quemaron parcialmente y ya no pude seguir. Me la desbarataron, me la deterioraron, me pusieron una bomba molotov.

Gracias a Dios esa bomba no agarró fuego, pusieron morteros donde yo vendo, a lado del parque de la UCA, y le prendieron fuego a la parte de enfrente y no pude seguir trabajando hasta que se calmaran las cosas.

Queremos seguir viendo la paz como estamos ahorita. Estamos trabajando tranquilamente, es cierto que estamos con la economía golpeada, pero estamos tratando de levantar la economía, estamos tratando de levantarnos de volver a resurgir, no hay ni un paso hacia atrás. Este gobierno ha venido a dar la tranquilidad, nos ha dejado trabajar, nos ha dado la seguridad.

 

De cómo los medios trataron la crisis de 2018

 

Quiero decirles que no se dejen manipular por los medios de comunicación que dicen mentiras, que dicen que qué hay matanzas, que dicen que aquí estamos en guerra. No, aquí estamos trabajando, estamos aportando a la economía de nuestro país y aquí está nuestro gobierno en plan de lucha, viendo cómo levantar esta economía, que los golpistas desbarataron; porque esto que hicieron fue en contra del pueblo, no fue una lucha en la que el pueblo se levantó, no, fue una lucha en contra del pobre, en contra de nuestros intereses económicos,  porque nos mataron económicamente.

Ellos nos dejaron ahí, que nos muriéramos de hambre, mataron y violaron a nuestra gente, a nuestros hermanos. Hay gente desaparecida, tenemos un compañero que trabajaba en la alcaldía que se llama Bismark Martínez, está desaparecido y no lo ha encontrado, lo han torturado en esos tranques.

Y todo lo que están diciendo es mentira aquí estamos trabajando, queremos trabajar, nosotros queremos trabajar, no queremos ese tipo de gente aquí haciendo daño a nuestro pueblo, a nuestra economía, a nuestro gobierno que está dándonos la seguridad del trabajo. Ellos (el gobierno) están haciendo carreteras. Ellos están haciendo casas paternas, escuelas, meriendas, ellos están dándole techo a la gente, ello están dando el bono productivo, y la vaquita, el cerdo, está trabajando con el campesino, está trabajando para el pobre, para el pueblo.

 

Fuente : Journal Notre Amérique