“En Nicaragua los estudiantes universitarios han sido víctimas del terrorismo golpista”

Con ocasión del 59 aniversario de una masacre que tuvo lugar durante la dictadura somocista, el 23 de julio la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN) ha convocado una gran marcha de estudiantes en varias ciudades del país. Esta marcha tiene lugar solo unos días después del desalojo de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua en Managua, descrito por los grandes medios como un nuevo episodio de “represión” contra los estudiantes. ¿Qué sucedió realmente y cuál fue la cronología de los hechos? Comparemos lo que afirman esos medios con la realidad del terreno. Es la ocasión ideal para escuchar el testimonio del presidente de la UNEN, Luis Manuel Andino Paiz.

 

Con respecto a la situación de crisis que atraviesa Nicaragua actualmente, ¿Qué mensaje han defendido los estudiantes movilizados en la marcha del 23 de julio?

 

La Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN) desde el inicio de la crisis siempre ha expresado y reiterado el llamado a la paz, el respeto al derecho ajeno, el diálogo y la tolerancia.

En la marcha del 23 de Julio hemos exigido justicia por cada uno de los estudiantes fallecidos y por todos los nicaragüenses que perdieron la vida. También exigimos que continúen las investigaciones para esclarecer cada una de las muertes y los causantes de las mismas y que se castigue a todos los actores intelectuales y materiales por causar terrorismo y desestabilizar al Estado de Nicaragua de acuerdo a las leyes vigentes.

Así mismo pedimos a los organismos internacionales de derechos humanos presentes en Nicaragua, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACDH) que tomen en cuenta lo siguiente: “Derechos Humanos para todos, Justicia para todos, No a la distinción política, No a la parcialización de la verdad”.

 

¿Cuál es la importancia histórica de la fecha que han conmemorado durante la marcha?

 

El Movimiento Estudiantil Nicaragüense a lo largo de su historia ha trabajado en defensa de la autonomía universitaria, la lucha contra la dictadura somocista. Así mismo ha liderado los esfuerzos en torno al presupuesto asignado por el Estado para el funcionamiento de las universidades desde 1960. Se pasó de un 2% en la década de 1990 hasta llegar a un 6% constitucional, que es lo que actualmente se goza gracias a la gestión del proyecto que lidera el Frente Sandinista de liberación Nacional.

En todas estas facetas tuvimos muchos jóvenes que perdieron la vida. Sin embargo, es importante conocer la memoria histórica de esta lucha estudiantil y es por eso que rememoramos aquel 23 de julio de 1959 en el marco de la dictadura somocista, donde un grupo de estudiantes universitarios en la ciudad de León realizaron una protesta por una masacre que había ocurrido un mes atrás en un lugar conocido como “El Chaparral” entre la frontera de Honduras y Nicaragua, donde perdieron la vida varios jóvenes, decenas de heridos y varios líderes estudiantiles detenidos entre ellos Carlos Fonseca Amador, quién posteriormente se convierte en uno de los fundadores del FSLN.

En aquella masacre la Guardia Somocista asesinó a 4 jóvenes: Erick Ramírez, José Rubí, Sergio Saldaña y Mauricio Martínez, dejando además, más de 100 heridos y varios detenidos; gracias a la lucha inclaudicable de estos jóvenes universitarios y líderes estudiantiles, el pueblo nicaragüense los reconoce como Héroes y Mártires de dicha causa, decretándose en 1984, el 23 de julio, como Día del Estudiante Nicaragüense en honor a ellos.

 

Mural de la revolución representando la violencia de la dictadura frente a estudiantes que protestaban por la masacre del Chaparral

 

La UNEN tiene la responsabilidad de mantener vivo el legado de todos nuestros Héroes y Mártires, es por ello que este año miles de jóvenes, estudiantes, docentes, trabajadores administrativos de todas las universidades del país y población en general, se manifestaron para conmemorar esta fecha que año con año se recuerda con dolor orgullo pero sobre todo compromiso. Debido al contexto actual fue una efeméride donde todos los estudiantes universitarios y familiares de las víctimas del terrorismo golpista, exigieron justicia investigación, derechos humanos y reparación por todos los daños causados en la Nicaragua que gozaba de desarrollo, paz y amor durante 11 años.

 

¿Puede explicarnos brevemente cuál es la historia del UNEN?

 

La Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua cumple 104 años de historia; al consolidarse la Universidad surgió la necesidad de crear una organización estudiantil que representara los intereses y la problemática de los estudiantes, debido a que el estudiantado tuvo desde un inicio sus propias necesidades, procesos de crisis, nuevas responsabilidades y hasta dificultades dentro del entorno universitario. Es así como el 15 de Septiembre de 1914, se creó en la Universidad Nacional Autónoma de León, el Centro Universitario de la Universidad Nacional (CUUN), nombre Histórico del movimiento estudiantil de la educación superior en Nicaragua y la que pasaría a ser la organización representativa de los estudiantes universitarios de la Universidad Nacional rigiéndose bajo principios fundamentales tales como: unidad estudiantil, patriotismo, solidaridad, honestidad, democracia, justicia social; los cuales actualmente se encuentran muy vigentes dentro de nuestra organización.

Desde 1959 a 1977 se realizaron siete congresos de estudiantes universitarios. Sus resoluciones apuntaban a reafirmar las directrices sobre las que debía desenvolverse el movimiento estudiantil en su lucha por la Autonomía, presupuesto estudiantil y la conformación de un co-gobierno universitario que proporcionará una verdadera influencia en la Universidad a favor del bienestar estudiantil, pero es hasta el octavo congreso del Movimiento Estudiantil Universitario donde se marcó la culminación de una fase de la lucha antiimperialista del movimiento estudiantil, por su función en la sociedad y la defensa del proceso revolucionario.

Este congreso se llevó a cabo en julio de 1981 en la ciudad de León, con la participación de las agrupaciones estudiantiles y juveniles de todas las universidades existentes. De ahí surgió concretamente el nombre de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN), constituyéndose como la “única organización que debía representar a todos los estudiantes de la educación superior en Nicaragua”.

La UNEN es la organización estudiantil comprometida con el Estado y la sociedad en distribuir los beneficios que estos les brindan a las Universidades públicas a través de 6% constitucional. El lema de nuestra organización es “En Nuestras Manos el Futuro de la Patria”.

 

La Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua) fue ocupada por tranques desde el mes de mayo; el 13 de julio fue finalmente desalojada por las autoridades, lo que dio lugar a varias detenciones y nuevas protestas por supuesta represión. ¿Cómo valora esas acciones de protesta?

 

La liberación de la Universidad se dio a causa de un ataque de los delincuentes atrincherados a una caravana sandinista que se dirigía a la celebración del Repliegue Hacia Masaya del 13 de julio. Considero que cualquier protesta relacionada a este incidente no tiene argumentos porque en primer lugar, quienes tenían secuestrada la universidad eran delincuentes, pandilleros y drogadictos. Los pocos estudiantes que había, perdieron su estatus de estudiante universitario porque causaron y permitieron la destrucción y saqueo de la universidad, convirtiéndose en cómplices y coautores de los hechos.

Segundo, dentro del recinto nunca hubo ningún tipo de represión. Más bien la recuperación fue posible cuando ellos mismos desocuparon las instalaciones, al salir huyendo después de perpetuar el ataque a la caravana.

Tercero, todos los que estaban dentro de la universidad se acuartelaron en una iglesia cercana y desde ahí disparaban en señal de provocación a las autoridades que se dispusieron a recuperar las instalaciones de la universidad.

La toma de los recintos universitarios por largos periodos de tiempo representa una violación a los derechos humanos universales como la Educación y el trabajo. Así mismo esta toma violentó el derecho a la libre circulación de la población en el sector, y la universidad se convirtió en un puesto de mando delincuencial, expendio de droga, de consumo excesivo de alcohol y drogas. Además de causar miedo, zozobra e intimidación a las comunidades cercanas.

 

¿Qué consecuencias ha tenido esa ocupación en la vida universitaria?

 

El daño a la vida universitaria es inmensa, se han perdido 3 meses de clases de grado y posgrado alterando enormemente el calendario académico, la destrucción de laboratorios de computación, de investigación científica y de prácticas de la salud.

El saqueo de medios audiovisuales que se utilizaban para impartir docencia, daño a la infraestructura de toda la universidad y a las residencias universitarias de las becadas internas, quema de instalaciones, robo y desarme de vehículos institucionales, destrucción de oficinas administrativas y salones de clase.

Este daño ha provocado 5 años de retroceso de la universidad y la suspensión de la formación de profesionales, el desarrollo académico, investigativo y tecnológico.

 

Sin embargo, el discurso mediático en el exterior presenta a los estudiantes universitarios como el núcleo de las protestas contra el gobierno. ¿Piensa que esa imagen corresponde con la realidad?

 

No, no corresponde a la realidad. Sí es cierto que participaron estudiantes universitarios en las protestas, pero fue debido a la manipulación mediática a causa de una falsa muerte de un estudiante universitario el día 18 de abril en el sector de la Universidad Centroamericana (UCA). Este hecho fue completamente falso, ya que nunca apareció ningún muerto. Eso fue utilizado para motivar la participación estudiantil y de la población en general, pero también participaron pandillas juveniles financiadas por la oposición.

Debemos destacar que la mayoría de los estudiantes que participaron en las manifestaciones era de universidades privadas, donde no hay organización estudiantil y vinculada directamente a la oligarquía nicaragüense. Así mismo surgieron algunas personas autonombrándose “líderes”, pero no han comprobado ser estudiantes activos, y han sido desconocidos en varias ocasiones por los mismos manifestantes.

 

¿Conoce casos de estudiantes víctimas de la oposición? ¿Puede explicarnos qué pasó?

 

Todos los estudiantes universitarios son víctimas de las acciones terroristas causadas por la oposición golpista, desde el momento en que son influenciados y manipulados por algunos medios y redes sociales; debe hacerse justicia sin importar las condiciones en que hayan fallecido. Hasta inicio del mes de julio la UNEN contabiliza a 10 estudiantes universitarios fallecidos y un dirigente estudiantil herido de gravedad.

Cabe resaltar, que durante los días 18, 19, 20, 21 y 22 de abril que se produjeron enfrentamientos en la capital, Managua. No hubo ningún universitario fallecido, es decir hubo 4 estudiantes universitarios que perdieron la vida pero estos hechos se dieron fuera de Managua.

Estos estudiantes fallecidos son:

1. Cristian Emilio Cadenas, estudiante de la UNAN-León que falleció calcinado el 20 de abril defendiendo las instalaciones del Centro Universitario de la Universitario Nacional (CUUN) que fueron quemadas por un grupo de oposición en la ciudad de León. Convirtiéndose en el primer estudiante fallecido.

2. Orlando Francisco Pérez Corrales, estudiante de la UNAN-Managua y Franco Alexander Valdivia Machado, estudiante de la UNIVAL (universidad privada y no existe organización estudiantil) que fallecieron el 20 de abril en las calles de la ciudad de Estelí que un enfrentamiento entre los mismos pobladores.

3. Y Alvaro Alberto Gómez Montalván, estudiante de la UNAN-Managua que también fallece el 20 de abril pero en la ciudad de Masaya que aún se desconoce las causas de su muerte.

 

En el centro, Leonel Morales, presidente de la UNEN-UPOLI, durante una conferencia de prensa en la que denunciaron la ocupación de la universidad, lo cual le valió amenazas y una tentativa de asesinato.

 

Hacemos énfasis en el presidente de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN) de la Universidad Politécnica de Nicaragua (UPOLI), Leonel Morales, que era un miembro por el gobierno de la mesa de diálogo nacional. El ha sido víctima de secuestro, tortura e intento de asesinato el 13 de junio del corriente año por grupos criminales patrocinados por la derecha. Nuestro dirigente fue encontrado en un cauce con tres heridas de bala, localizadas en tórax, abdomen y cuello, además de presentar múltiples golpes en el cuerpo…

Por lo tanto, esto desmiente la campaña mediática de la “Masacre Estudiantil” en Managua, ya que no hubo ningún estudiante muerto en las mismas manifestaciones. Y los demás estudiantes fallecieron en circunstancias y fechas diferentes después del 30 de mayo.

 

¿Cómo valora las políticas llevadas a cabo por el gobierno sandinista en relación al periodo neoliberal?

 

En el 2007, el Comandante Daniel Ortega retorna al poder ejecutivo por medio del FSLN después de 16 años de gobiernos neoliberales, quienes hasta ese entonces no habían implementado ningún plan nacional que sacara de la pobreza al país, es hasta la llegada del presidente Enrique Bolaños (2005) quién presentó uno como tal con la única variante que no involucraba a todos los sectores de la sociedad, ni tampoco brindaba soluciones a las problemáticas nacionales, es el Frente Sandinista de Liberación Nacional por medio de su modelo de Gobierno que estableció los lineamientos, programas y políticas en el Plan Nacional de Desarrollo Humano (2012-2016).

Este programa buscó el crecimiento económico a través de la reducción de la pobreza y de las desigualdades sociales, la recuperación de valores e identidad nicaragüense, la reivindicación de los derechos humanos, ambientales, culturales, y sobre todo del aumento del trabajo como uno de los que siempre se le violentó y negó al pueblo.

Este plan está compuesto por doce lineamientos que abarcan de manera integral todos los aspectos que buscan la transformación y desarrollo humano del pueblo nicaragüense, cada uno está compuesto por sus políticas y programas que se realizaron a través del diálogo, la consulta y la participación directa de los sectores involucrados. Además que este plan está sustentado bajo el modelo cristiano, socialista y solidario del poder ciudadano que rescata el rol del Estado para liderar el progreso económico y social, así mismo rescata el rol del pueblo como el soberano en los procesos de decisión nacional.

Por tal razón consideramos que las políticas implementadas en el Plan Nacional de Desarrollo Humano (PNDH) encajan efectivamente en una sociedad como la nuestra, ya que se basan en el sentir del pueblo Nicaragüense, en las necesidades de la empresa privada, en el campesino y productor, abriéndole paso a que sea un plan de gobierno integral que incluye cada uno de los aspectos y sectores de la sociedad para impulsar el cambio, el progreso y el desarrollo en la nación.

 

Fuente : Le Journal Notre Amérique