América Latina en Resistencia: Regreso a las armas

 

Editorial: La respuesta a una traición

 

Los avisos y denuncias de los dirigentes de la Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP), Iván Márquez y Jesús Santrich tienen ecos en la memoria histórica: el gobierno colombiano (primero Juan Manuel Santos y ahora Iván Duque) no está cumpliendo con el acuerdo de paz firmado el 24 de noviembre de 2016.

No hay acceso a la tierra ni apoyo a los proyectos productivos, tampoco se desmonta el paramilitarismo (basta observar la cantidad de políticos asesinados desde que comenzó la campaña para las elecciones regionales), ni hay acceso a una participación política equitativa, mucho menos a la seguridad social, mientras que en materia de narcotráfico las áreas de cultivo de coca han batido récord desde el año 2017, lo cual destruye la tesis que señalaba que guerrilla y droga iban de la mano.

De hecho, desde la firma del acuerdo hasta hoy: unos 150 excombatientes de las FARC han sido asesinados, y casi 500 líderes sociales también fueron aniquilados.

“El tratado de paz fue evidentemente traicionado, con incumplimientos teñidos de sangre inocente de gente que creyó en la reconciliación, tanto de excombatientes como dirigentes y personas del común, que hoy yacen bajo tierra. Y muchos otros compatriotas que siguen creyendo y luchando por un país digno sin más guerra, sufren la persecución judicial, los entrampamientos y las inconsecuencias de la intransigencia de una casta de gobernantes y poderosos; que lo único que querían realmente era el desarme de la insurgencia, para proceder con el aniquilamiento”, dijo Santrich.

Santrich, igual que Márquez, fue negociador de los acuerdos de paz en La Habana, y ha sido  vilmente perseguido por el gobierno de Iván Duque, quien pretendía extraditarlo a Estados Unidos al vincularlo a un supuesto caso de narcotráfico, del cual nunca se presentaron pruebas.

Por eso, el precedente de la “Unión Patriótica” (fundada oficialmente el 28 de mayo de 1985) es ineludible. También ahí la guerrilla dejó las armas para conformar un partido político, pero con resultados trágicos.

En menos de dos años fueron asesinados dos candidatos presidenciales (Jaime Pardo Leal y Bernardo Jaramillo Ossa), 5 congresistas, 11 diputados, 109 concejales, varios exconcejales, 8 alcaldes, 8 ex-alcaldes y entre 3000 y 5000 de sus militantes y simpatizantes (dependiendo de la fuente).

De esta forma, la guerrilla se vio “forzada” a volver a las armas: ¿Estaremos viendo una historia repetida?

La decisión de una fracción de las FARC de regresar a la lucha armada ha generado amplios debates, nuevos y recalentados, respecto a las formas de lucha y violencia. Sin embargo, no se puede decir que estos guerrilleros “traicionaron la paz.” 

En especial porque se trata de “la paz de los sepulcros”, una “paz” donde los líderes sociales son asesinados impunemente y las poblaciones son constantemente desplazadas. Una “paz” que solo deja dormir a las clases dominantes.

Asimismo, es absurdo refugiarse en la pureza estéril de la “no-violencia” cuando la opresión y la explotación de los colombianos se logran con una violencia permanente.

De todas formas, queda mucho por descifrar: Márquez y Santrich (junto a otros comandantes) expresaron que la oligarquía inserta en el Palacio de Nariño “va a conocer una nueva modalidad operativa para la lucha”. ¿Cuál será el accionar de la nueva guerrilla? 

Asimismo ¿cuál es realmente el porcentaje de militantes que vuelve al monte y qué tan armados están? Las autoridades afirman que entre el 90 y 95% de los exguerrilleros han decidido quedarse con los acuerdos. Por otro lado, hay rumores de una alianza con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), otro movimiento guerrillero activo que ha visto sus intentos de negociación aplastados por la intransigencia del gobierno colombiano.

Y lo más importante: ¿cómo será la reacción del Estado? “A los desertores hay que reprimirlos con toda contundencia”, escribió el ex presidente y premio Nobel de La Paz Juan Manuel Santos.

Por su parte, el actual presidente Iván Duque manifestó que actuaría firmemente contra “esa cuadrilla de delincuentes”. De hecho, ya las fuerzas militares asesinaron a nueve insurgentes en San Vicente del Caguán, uno de los viejos bastiones de la guerrilla en el sur del país.

Mientras, y para sorpresa de muchos, el presidente del partido FARC, el ex-guerrillero Rodrigo Londoño alias “Timochenko”, dijo que necesitaban unirse al gobierno de Duque: “Yo pido disculpas, ese no ha sido el talante de los farianos, una cosa que nos enseñó Marulanda fue a cumplir con la palabra”. Pero Marulanda también repetía constantemente “nosotros debemos evitar un exterminio como el que ocurrió con la Unión Patriótica (…) debemos estar clandestinos hasta tener igualdad de condiciones y garantías”.

El tiempo irá decantando.

 

Breves

 

Argentina / Macri cayendo como el peso?

 

El binomio Alberto Fernández-Cristina Fernández es el favorito para las elecciones (Noticias Argentinas)

El presidente y candidato a la reelección, Mauricio Macri, hace maromas entre la campaña  electoral y los desafíos económicos del momento (intentar detener la caída del peso frente al dólar).

A la par, la presión se mantiene en las calles. “Si el dólar aumenta o no aumenta es noticia, pero si los pibes no comen, no pasa nada.” expresó Juan Grabois, líder de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).

Ante esto, Miguel Ángel Pichetto, candidato a vicepresidente de Macri, expresó: “Mantener el sistema de seguridad social causa endeudamiento. Ese presupuesto que se podría dedicar a dar créditos o generar empleo, se le da a gente que no labura”.

Todo parece indicar que el binomio de derecha parece determinado a perder las presidenciales.

 

México / La asignatura pendiente de AMLO

 

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), terminó su primer año de gobierno con la popularidad en alto: 67%.

No obstante, un 47% de la población rechaza su política exterior (su relación con EEUU) y otro 44% cree que sus medidas en materia de seguridad son insuficientes.

“No hemos podido avanzar como quisiéramos en disminuir la incidencia delictiva, […] es la asignatura pendiente”, reconoció AMLO.

En efecto, durante los primeros siete meses de 2019 se registraron 20 mil 135 homicidios, una tasa equivalente a la de 2018 cuando se registró un máximo histórico. Y tampoco se ha logrado el crecimiento económico prometido. Pero hay un mandatario rindiendo cuentas de forma constante. Veremos.

 

Bolivia / Incendios también afectan las campañas electorales

 

Evo Morales ha participado en el combate a los incendios. (Presidencia de Bolivia)

Los incendios que afectan a la Amazonía boliviana han consumido más de 2 millones de hectáreas en lo que va de año y pusieron bajo la lupa a los candidatos presidenciales para los comicios del 20 de octubre.

De hecho, por primera vez en la historia política del país, los tres principales adversarios detuvieron sus actividades proselitistas durante siete días para abocarse al problema. Los expertos consideran que las reacciones ante el incendio se podrían reflejar en las encuesta, pero todavía no es claro en qué sentido.

Actualmente, Morales lidera los sondeos con 35% de intención de voto y necesita diez puntos de ventaja sobre el segundo candidato —el expresidente Carlos Mesa (27%)— para ganar la presidencia en primera vuelta.

 

Uruguay / Vieja guardia lucha por otra victoria para el FA

 

Uruguay celebrará elecciones generales el 27 de octubre y el Frente Amplio (FA), partido en el poder desde 2005, busca su cuarto mandato consecutivo.

Por eso, el actual presidente Tabaré Vázquez (un oncólogo de 79 años recientemente diagnosticado con cáncer de pulmón); “Pepe” Mujica (ex presidente y líder de la mayor facción del FA); y Danilo Astori (el principal conductor de la economía durante los gobiernos de FA) se han unido para hacer campaña.

“Aunque nuestras cañerías estén viejas, y nuestros reumatismos nos supongan atención, tenemos que movernos”, expresó Mujica.

Esta triada sabe que Uruguay necesita una renovación de liderazgos, pero también son conscientes de la realidad: continúan en la primera línea de fuego del oficialismo.

Y los números están reñidos: 29% para el FA versus 25% para el opositor Partido Nacional.

 

Venezuela / Tensión creciente entre Venezuela y Colombia

 

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana desarrollará ejercicios militares a lo largo de la frontera hasta el final de septiembre. (Captura Youtube)

El gobierno de Venezuela continuará hasta el 28 de septiembre con los “Ejercicios Militares Fronterizos Soberanía y Paz 2019” donde unos 150.000 efectivos  “resguardan y preservan la seguridad en toda la línea fronteriza con Colombia”.

Además, se desplegó un sistema de misiles antiaéreos y se declaró la “alerta naranja” ante las amenazas de agresiones del país neogranadino.

“Nosotros no nos metemos con nadie, pero tampoco permitiremos jamás que se nos amenace y agreda (…) Todos los efectos negativos colaterales de la guerra en Colombia han llegado a Venezuela: violencia, secuestros, etc”, expresó el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Mientras, el mandatario de Colombia, Iván Duque, desestimó la “bravuconada” e insistió en acusar a Venezuela de proteger a grupos guerrilleros de su nación.

 

Entrevista

 

Emir Sader: “El futuro de Brasil depende de Lula”

 

El Supremo Tribunal Federal de Brasil descartó el “habeas corpus” para liberar al expresidente Lula da Silva, pese a las últimas revelaciones del medio “The Intercept”, donde se evidencian un sinfín de irregularidades por parte de los jueces y fiscales en torno al denominado caso “Lava Jato”.

Para esclarecer el panorama, el sociólogo y politólogo brasileño, Emir Sader, nos brinda sus percepciones en torno al caso.

Profesor ¿en qué momento se encuentra la lucha por la liberación de Lula y qué revela su caso sobre la judicialización de la política en Brasil?

Las revelaciones de las conversaciones entre los encargados de la operación “Lava Jato” han implicado un viraje en la imagen de los jueces que la protagonizan,y en la de Lula también. Se ha confirmado lo que Lula dijo siempre: la operación fue una persecución política para que él no pudiera ser candidato a la presidencia de Brasil, cargo para el cual era favorito.  Los jueces actúan escandalosamente como si fueran un partido político que tiene en el Partido de los Trabajadores (PT) y en Lula a sus mayores adversarios, con una falta absoluta de imparcialidad. En este caso, después de haber reafirmado tantas veces que Sergio Moro sería imparcial para juzgar a Lula, ahora las evidencias demuestran lo contrario. Si el Supremo Tribunal Federal (STF) reconociera esa falta de imparcialidad, automáticamente se anularían todos los procesos en contra de Lula y él podría cumplir lo que siempre ha planteado: salir de la prisión pero con el reconocimiento de su inocencia. Jurídicamente el caso es muy claro, pero falta coraje político para que el STF tome esa decisión. Hoy cuanto más débil se pone el gobierno de Bolsonaro, más miedo tienen de un Lula libre.

Además de lo que usted comenta, también se han filtrado mensajes donde se evidencia como los fiscales se burlaron de Lula cuando fallecieron su esposa, su hermano y su nieto: ¿Por qué tanto tiempo después, la figura de Lula aún despierta tanto odio y tanto afecto?

Porque Lula es el gran personaje político de Brasil. Aún en prisión y masacrado por los medios de comunicación, aún sin poder hablar, era el favorito para ganar las elecciones en primera vuelta. Él sería hoy presidente de Brasil. Es el gran articulador político, con quien todos quieren hablar, intercambiar opiniones, porque saben que incluso hoy de él depende el futuro de Brasil, aun estando preso.

Tras los últimos sucesos (que van desde el caso Lula hasta el incendio de la Amazonia): ¿Cómo evoluciona la popularidad de Bolsonaro y la de Lula?

Bolsonaro, por su incapacidad para gobernar, ha agotado la luna de miel que significaron sus primeros meses de gobierno. Mantiene el discurso extremista que usó durante la campaña, pero no atiende a los intereses de gran parte de sus electores. Hoy tenemos 14 millones de desempleados, una economía en recesión, el aumento de la violencia policial. Bolsonaro perdió el apoyo de 2/3 de los que votaron por él. Pero cuenta con el gran empresariado, ya su gobierno sigue su política neoliberal de privatizaciones, de corte de derechos de los trabajadores, de congelamiento de las políticas sociales. Y cuenta con los evangélicos por sus posiciones dogmáticas. Pero la popularidad de Lula aumenta y aumenta, por lo que representó su gobierno (lo finalizó con 87% de apoyo), por su actitud de firmeza en la prisión y porque ha vuelto a dar entrevistas donde ofrece un contrapunto muy claro de lo que se ha hecho del país en comparación con su gobierno.

 

Mural de la Brigada Ramona Parra en el Galpón Víctor Jara, Santiago de Chile

 

Venas abiertas: Para que nunca más

 

El 11 de septiembre de 1973 fue un día negro en la historia de América Latina. Un golpe militar liderado por el general Augusto Pinochet y apoyado por los Estados Unidos derrocó el gobierno democráticamente electo de Salvador Allende y la Unidad Popular, poniendo un final brutal y sangriento a la “vía chilena al socialismo.”

Tras la victoria electoral de 1970, el gobierno de Allende luchó por garantizar al pueblo derechos como la educación y la salud, y se enfrentó a las multinacionales para tomar el control de recursos como el cobre. No obstante, la hostilidad de las clases dominantes y de Washington estuvo presente desde el primer día. 

El golpe de 11 de septiembre dio lugar a una dictadura terrible, cuyas secuelas persisten hasta el sol de hoy. Sin embargo, el sueño de las “grandes alamedas por donde pase el hombre (y la mujer) libre, para construir una sociedad mejor” sigue vivo.

 

¿Cuáles son los temas de América Latina que más te interesan o aquellos donde las coberturas mediáticas te generan más dudas que respuestas? Escríbenos tus sugerencias al [email protected]

Las opiniones expresadas son de los autores y no necesariamente se corresponden con las que poseen los miembros de la redacción de Investig’Action.

 

Fuente: Investig’Action