América Latina en Resistencia: ¿Quién salva al Salvador?

Editorial: ¿Qué le pasó a Bukele?

 

El viernes 7 de febrero, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, convocó “extraordinariamente a la Asamblea Legislativa”, basándose en el artículo 167 de la Constitución, según el cual, el Jefe de Estado tiene la potestad hacer esto “cuando los intereses de la República lo demanden».

Bukele, quien deseaba que el parlamento discutiese y aprobase su plan de seguridad, advirtió que si los diputados no asistían a su «obligación», se entendería como una “ruptura del orden constitucional”, lo que acarrearía graves consecuencias. No obstante, al día siguiente, solo asistieron 28 de los 84 diputados que componen la Cámara. 

Ese mismo día, Bukele informó que la sesión sería pospuesta para el domingo. Este último llamado fue respaldado por el ministro de Defensa, René Merino, quien juró obedecer al presidente de la República aun «a costa de su propia vida».

El domingo, como si de una escena cinematográfica se tratase, Bukele irrumpió junto a miembros de la policía y militares armados en la sede parlamentaria.  Realizó una oración, ordenó el inicio de la sesión y, sentado en la curul del presidente de la Asamblea, quien estaba ausente, afirmó que ahora estaba «muy claro» quién tenía «el control de la situación».

Al culminar, Bukele aseguró que «Si estos sinvergüenzas (los diputados) no aprueban esta semana el ‘Plan de Control Territorial’, volveremos el otro domingo».

El partido nacionalista Arena, con mayoría en la Asamblea, rechazó el ultimátum y calificó estas acciones como un claro «autogolpe». Mientras, el Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN), ahora en la oposición, interpuso una demanda contra Bukele por el delito de sedición.  Tras esto, la Casa Presidencial emitió un comunicado donde llamó a «mantener la calma», ante el «obstáculo» que representa la negativa de aprobar el crédito para el plan de seguridad.

El plan de seguridad incluye un crédito de 109 millones de dólares. Fue solicitado en noviembre del 2019, por el Ministerio de Hacienda, para la tercera fase del ‘Plan de Control Territorial’, lanzado por Bukele veinte días después de asumir la presidencia, para dotar a los cuerpos de seguridad de armamento, chalecos antibalas, uniformes, cascos tácticos, radios, patrullas, helicópteros, drones, cámaras con visión nocturna, entre otros.

Al respecto, el expresidente del Legislativo, Norman Quijano, aseguró que la demora para aprobarlo se debía a la poca información que aportó el Ejecutivo y a los niveles de 70% de endeudamiento con relación al PIB que tiene el país centroamericano.

Otros se refieren a la poca transparencia sobre el destino final del dinero, el impacto real de este plan en los índices de violencia, o el rechazo a la participación de EE.UU., quien apoya la iniciativa a través del Comando Sur y el FBI. 

La gestión de Bukele ha tenido como bandera la reducción de la tasa de homicidios, la cual disminuyó casi 30% al cierre de 2019. Pese a esto, su política ha sido cuestionada por quienes rechazan el incremento del aparato de seguridad y ponen en duda los criterios para establecer las cifras.

El ‘Plan Control Territorial’, compuesto por siete fases, tiene un presupuesto total 575,2 millones de dólares, lo que corresponde a 2% del PIB del país. De ese monto, 200 millones pertenecen a un préstamo del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

En este panorama, lleno de cuestionamientos, se espera conocer si habrá consecuencias penales tras la primera militarización del Parlamento en el país centroamericano, un hecho que, pese a los años de guerra civil, no tiene precedentes.

Bukele ganó protagonismo presentándose como un “outsider” del sistema político. Con esta iniciativa busca reforzar su posición política mostrándose decisivo en uno de los temas prioritarios para los salvadoreños. 

Bukele también no perdió tiempo en alinearse con Washington en política externa. En ese sentido, políticas de ‘mano dura’ en materia de seguridad serán bien recibidas por una administración Trump que ha tenido relaciones tensas con Centroamérica debido al tema migratorio. 

Para la oposición, y para el FMLN en particular, la tarea por delante exige un equilibrio complicado. El reto es oponerse a los planes de Bukele sin incurrir en un costo político demasiado pesado, con elecciones legislativas marcadas para el próximo año. 

 

Breves

 

Venezuela / Guaidó en Washington

 

Guaido fue recibido por Trump en la Casa Blanca (Reuters)

El autoproclamado “Presidente Interino” Juan Guaidó estuvo en Washington DC, reuniéndose con una serie de oficiales norteamericanos.

Luego de ser invitado al discurso anual “State of the Union”, Guaidó fue recibido en la Casa Blanca por el presidente Donald Trump, antes de reunirse con otras figuras como el Secretario de Estado Mike Pompeo.

Con el intento de golpe de Estado cada vez más desacreditado en Venezuela, el líder opositor buscó en una gira internacional reforzar sus credenciales y pedir más “presión” contra el gobierno de Nicolás Maduro. 

Días después de la visita a la Casa Blanca, el Departamento del Tesoro norteamericano impuso sanciones contra la aerolínea venezolana Conviasa. Simultáneamente, oficiales estadounidenses amenazaron aplicar sanciones contra empresas como Rosneft que siguen comprando petróleo venezolano.

 

Ecuador / Empieza juicio contra Rafael Correa

 

El juicio contra Rafael Correa y una serie de otros ex-dirigentes empezó el lunes 10 de febrero, por supuestas acusaciones de corrupción.

El ex-presidente ecuatoriano, que no se presentará ante los tribunales, calificó el proceso como una persecución política en su contra. Rafael Correa busca relanzar su fuerza política en las elecciones legislativas y presidenciales que se acercan. Al ser declarado culpable, sería impedido de postularse para cualquier cargo.

El gobierno de Lenín Moreno viene siendo más y más contestado mientras intenta implementar un programa neoliberal. El pode judicial puede así ser un aliado útil para eliminar un rival político.

 

Bolivia / Trabas electorales contra el MAS

 

El gobierno de facto en Bolivia intenta impedir las candidaturas del MAS (Reuters)

El Tribunal Supremo Electoral de Bolivia declaró que las candidaturas de Luis Arce (a la presidencia), Evo Morales (al senado) y Diego Pary (al senado) están “en observación” por alegado incumplimiento de la documentación necesaria.

Luis Arce, ex-ministro de economía, fue el candidato escogido por el MAS para las elecciones presidenciales de mayo. Evo Morales, actualmente en Argentina, busca relanzarse en la vida política boliviana tras el golpe de Estado de noviembre de 2019.

El gobierno de facto de Jeanine Áñez busca consolidar el golpe en las elecciones venideras. En ese sentido tratarán de dificultar al máximo las candidaturas del MAS, y el espectro de fraude electoral está en el aire.

 

México / Debate sobre la violencia contra la mujer

 

Ingrid Escamilla, de 25 años, fue asesinada por su pareja al interior de un apartamento en la capital de México. 

Érick Francisco, de 46 años, confesó el atroz crimen a los agentes policiales que lo detuvieron.

Después de matarla, le cortó la piel, le quitó algunos órganos, y los arrojó por el inodoro y el drenaje de la calle.

El feminicidio de Ingrid Escamilla fue doblemente doloroso, ya que las autoridades que acudieron a la escena del crimen filtraron las imágenes de la joven y algunos medios las publicaron en la portada. 

El asesinato ha reavivado el tema de la violencia contra la mujer en México, donde actualmente se debate «modificar algunos temas del Código Penal».

 

Brasil / Lula visita al Papa en el Vaticano

 

Lula estuvo reunido con el Papa Francisco (@LulaOficial)

El Papa Francisco recibió en su residencia en el Vaticano al expresidente de Brasil Lula da Silva, con quien mantuvo un encuentro privado de aproximadamente una hora.

Es la primera vez que el líder político sale de Brasil desde que abandonó la prisión de Curitiba el pasado 9 de noviembre, donde pasó 19 meses.

La Santa Sede, al tratarse de una visita privada, no registró la cita en la agenda pública del Pontífice, hasta una vez concluido el encuentro.

Tampoco emitió ningún comunicado para informar sobre el contenido de las conversaciones, algo habitual cuando se trata de una reunión formal.

 

Argentina / FMI frena los planes del  gobierno argentino

 

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha puesto un límite a las ambiciones negociadoras del gobierno de Argentina.

“La capacidad del FMI para reestructurar su deuda, para posponer reembolsos o recompras está limitada por nuestros marcos de políticas. No se trata solo de Argentina”, advirtió el portavoz del organismo, Gerry Rice.

A principios de mes, la vicepresidenta, Cristina Fernández, había pedido una reducción de capital por considerar que el rescate financiero por 57.000 millones de dólares que el FMI otorgó a Macri en 2018 “violó los estatutos del organismo”.

“Puedo asegurar a todos que no hubo violación de las reglas del FMI”, respondió Rice. Este toma y dame entre Kirchner y Rice marca el pulso del inicio formal de las negociaciones.

 

Entrevista

 

Colombia / Jairo Estrada: “La inaplicación del acuerdo de paz por parte del gobierno detonó los índices de violencia”

 

Enero del 2020 fue el mes más letal para los líderes sociales en Colombia en los últimos 5 años. En estos primeros días del año se registraron al menos 19 asesinatos, 32 amenazas, tres atentados y un secuestro en 15 departamentos del país. El economista y activista social colombiano, Jairo Estrada Álvarez, considera que estas cifras responden a la “inaplicación del acuerdo de paz” por parte del gobierno de Iván Duque.

Enero de 2020 fue el mes más letal para líderes y lideresas sociales colombianas de los últimos 5 años. ¿Cómo se explica este aumento de la violencia?

La situación se explica fundamentalmente por dos cosas: tras la firma del acuerdo de paz, el Estado no cumplió con sus obligaciones de hacer presencia en los territorios con inversión social, con escuelas, hospitales, vías de comunicación, lo que necesitan las comunidades en general. Y, por otra parte, porque no se ha dado una implementación del acuerdo de paz en lo referente a las garantías de seguridad que estaban previstas. En este aspecto, hay que señalar que es muy poco lo que se ha hecho. Estos dos factores, primero, una presencia del Estado que se concibe en lógicas de seguridad y defensa y no de inversión social, y segundo, una inaplicación del acuerdo de paz, han detonado los índices de violencia.

Muchos ex combatientes de las FARC también han sido asesinados en los últimos tiempos. ¿Cuál es el estatus de los acuerdos de paz en este momento?

El proceso de implementación de los acuerdos pasa por un momento crítico. Ese momento crítico se explica principalmente porque no hay un cumplimiento por parte del gobierno. Hay más bien una pretensión de alterar los contenidos de lo que fue acordado y hasta de incumplirlo explícitamente. Eso se manifiesta en lo que en el escenario colombiano se ha venido denominando como “una política de simulación”. Se da a entender que hay un compromiso, que los acuerdos se están aplicando, pero en sentido estricto las acciones del Estado van en dirección contraria. Y en lo referente al proceso de reincorporación de los ex-guerrilleros, la situación es igualmente crítica. A la fecha, el Estado no ha cumplido con sus compromisos de proveer tierras, por ejemplo, para que quienes estuvieron alzados en armas puedan adelantar sus proyectos productivos. Así que hay mucha incertidumbre respecto a la posibilidad de generar a futuro condiciones de vida estables, que les permitan normalizar su presencia en la sociedad.

¿Cómo percibe esto la sociedad? Es decir, el incremento de la violencia fue uno de los catalizadores de las protestas y paros de finales de 2019. ¿Se están organizando los sectores en lucha actualmente? ¿Hay alguna agenda próxima?

Hay un interés manifiesto de diferentes sectores sociales para organizarse, adelantar luchas, movilizaciones. Estos sectores corresponden tanto a las tradicionales organizaciones sindicales como a movimientos y organizaciones de diversa índole y naturaleza, entre los que se destacan especialmente los movimientos de los jóvenes, estudiantes, mujeres así como de los pueblos étnicos. 

Debe señalarse que el 25 de noviembre de 2019 hubo un paro nacional con unos alcances muy grandes de cobertura en todo el país y que logró concitar apoyos de los más diversos sectores de la sociedad. Específicamente dentro de los sectores más jóvenes, este paro tuvo continuidad en las semanas subsiguientes y dio cuenta de la indignación, el descontento, el rechazo, a todo lo referente a las políticas de educación, salud, vivienda, seguridad social, medio ambiente, etc. Todas estas protestas tuvieron claros contenidos anti-sistémicos y de cuestionamientos de fondo del orden social vigente y reclamaron reformas para atenuar los impactos de las actuales condiciones de vida de la sociedad. Se espera un nuevo paro para el 25 de marzo de este año dando continuidad a eso que ocurrió en el 2019. El momento actual es de pausa y preparación para eso. 

 

Mural dedicado a Camilo Torres

 

Venas Abiertas: Camilo Torres, el “cura guerrillero”

 

Camilo Torres cayó en combate el 15 de febrero de 1966. Formado como sacerdote católico, Torres fue uno de los pioneros de la teología de la liberación en América Latina.

En un contexto colombiano marcado por la injusticia y la violencia, principalmente en el campo, Camilo Torres participó en diferentes organizaciones políticas antes de sumarse al Ejército de Liberación Nacional (ELN), un movimiento guerrillero de inspiración marxista.

Murió en combate algunos años después, convirtiéndose en una de las referencias de la lucha por la justicia social en Colombia y Latinoamérica.

«El deber de todo cristiano es ser revolucionario, y el del revolucionario hacer la revolución”, es una cita atribuída a Camilo Torres.

 

¿Cuáles son los temas de América Latina que más te interesan o aquellos donde las coberturas mediáticas te generan más dudas que respuestas? Escríbenos tus sugerencias al [email protected]

Las opiniones expresadas son de los autores y no necesariamente se corresponden con las que poseen los miembros de la redacción de Investig’Action.

 

Fuente: Investig’Action