América Latina en Resistencia: Protestas y pandemia

Editorial / Pueblo boliviano regresa a las calles

 

Miles de bolivianos rompieron el confinamiento para manifestar en las calles su rechazo después que el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia confirmase que las elecciones previstas para el 6 de septiembre se postergarán al 18 de octubre y, en caso de que haya necesidad de una segunda vuelta, ésta se realizará el 29 de noviembre.

De este modo, Jeanine Áñez permanecerá casi un año en el cargo de presidenta para el que se autoproclamó el 12 de noviembre de 2019 tras el golpe de Estado, pese a que en esa oportunidad aseguró que solo se asumiría durante algunas semanas. En ese entonces también dijo que no sería candidata, pero finalmente se postuló.

Ante este panorama, la Central Obrera Boliviana (COB) convocó a una movilización masiva el 28 de julio y a la que se sumaron la Federación Única de Trabajadores Campesinos de Chuquisaca, el Consejo de Federaciones Campesinas de Los Yungas, la Confederación Sindical de Comunidades Interculturales Originarias de Bolivia y Juventudes Interculturales Originarias de Yacuiba, Tarija, entre otras organizaciones de todo el país.

La respuesta fue realmente multitudinaria, y las organizaciones anunciaron una huelga indefinida para presionar las autoridades electorales del país. Además de protestar la postergación de las elecciones, los manifestantes exigieron también el cese de la violencia contra sectores que se oponen al golpe y un plan sanitario para enfrentar la pandemia

“El problema en el país no es el Covid-19, el problema es este gobierno incapaz que no ha brindado atención en el momento oportuno (…) politizan la pandemia y juegan con la salud y la vida de las personas”, dijo el presidente de la COB Juan Carlos Huarachi a la multitud. 

Pero la respuesta del gobierno de facto no se hizo esperar. Acto seguido, el ministro de la Presidencia del Gobierno de facto de Bolivia, Yerko Núñez, presentó una denuncia penal contra Evo Morales por considerarlo «cómplice, coautor y encubridor del delito de atentado contra la salud pública” por realizar concentraciones en medio de la pandemia por Covid-19.

Entre las supuestas pruebas presentadas por el ministro, se encuentra un tuit de Evo Morales saludando el «gran esfuerzo» de los manifestantes por mantener «la vida y la democracia». «Con esto se demuestra que es él el artífice de todos estos actos criminales», apuntó.

Tras conocerse la demanda, Evo Morales, rechazó la «criminalización» de las protestas sociales por considerar que así «no se resuelven los problemas» del país. «Si el gobierno de facto hubiese conseguido un respirador por cada juicio presentado en contra de dirigentes sociales y políticos, seguro que se habría podido afrontar mejor la pandemia», manifestó.

Pese a esto, según los sondeos, Añez avanza en un lejano tercer lugar, después de los candidatos del Movimiento al Socialismo [MAS], Luis Arce; y de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa. A pesar de que el TSE de Bolivia argumentó motivos sanitarios para postergar los comicios de septiembre a octubre, los manifestantes consideran que la decisión responde únicamente a motivos políticos para tratar de impedir el triunfo del MAS.

Luis Fernando Camacho, una de las principales figuras del golpe del año pasado, lo dijo explícitamente en una carta a Luis Almagro, secretario general de la OEA, defendiendo la suspensión de las elecciones. “No podemos permitir que las elecciones se conviertan en un mecanismo de resurrección [del MAS]”, escribió.

Meses después del golpe, con el apoyo de EEUU y una represión brutal, las autoridades golpistas no han logrado consolidar su poder. Por muchos errores que se puedan apuntar a Evo Morales y su partido, antes y durante la crisis política que culminó en el golpe, la verdad es que sigue siendo la fuerza mayoritaria y con mayor legitimidad en Bolivia.

Áñez, Camacho, Mesa y los otros líderes derechistas están plenamente conscientes de esta realidad, y saben que incluso inclinando el tablero en unas elecciones y contando con el apoyo de la OEA, el triunfo sobre el MAS es todo menos una certeza. En ese sentido, tratan de ganar tiempo e buscar artimañas legales que puedan descalificar a Luis Arce.

Para el MAS, el reto es seguir acumulando el descontento popular y (re)construir un proyecto que responsa a las aspiraciones de las mayorías populares bolivianas. En ese proceso es importante aprender las lecciones pasadas, no confiar en instituciones imperialistas ni que fascistas respetarán las reglas democráticas. El aliado, primero y último, es el pueblo.

 

Breves

 

Venezuela / Oposición boicotea elecciones

 

La oposición apoyada por Washington no participará en las elecciones de diciembre. (Twitter)

La oposición venezolana liderada por Juan Guaidó anunció que no va a participar en las elecciones legislativas pautadas para el 6 de diciembre.

Los sectores opositores más alineados con Washington han repetidamente rechazado la participación en contiendas electorales, imponiendo la salida del gobierno de Nicolás Maduro como pre-condición.

La posición de Guaidó y sus aliados fue respaldada por la Administración Trump. El enviado especial para Venezuela, Elliott Abrams, dijo que la Casa Blanca seguirá apoyando a Guaidó y que espera que países aliados hagan lo mismo.

Según la constitución venezolana, el mandato de la actual Asamblea Nacional termina este año.

 

Colombia / Ordenan protección de ex-guerrilleros

 

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) de Colombia ordenó al Gobierno de Iván Duque adoptar acciones inmediatas para garantizar la vida y seguridad de los integrantes del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC).

En este sentido, la JEP dictó «medidas cautelares colectivas» a favor de los excombatientes en medio de una ola de ataques contra los exintegrantes del extinto grupo armado, los cuales han sido minuciosamente documentados por la Misión de Verificación de las Naciones Unidas.

Según el partido FARC alrededor de 222 exmiembros de la insurgencia han sido asesinados desde la firma del acuerdo de paz en el año 2016 cuando unos 13.000 hombres y mujeres abandonaron las armas.

 

Brasil / «Un verdadero genocidio»

 

Brasil ha superado las 100 mil muertes por coronavirus (AFP)

El ex-presidente brasileño, Luis Inácio ‘Lula’ Da Silva, criticó la actitud del mandatario Jair Bolsonaro ante el «verdadero genocidio» que vive Brasil por el fuerte impacto del covid-19.

«Son 91.000 muertes por el coronavirus. Es un verdadero genocidio. Esto no puede ser naturalizado», afirmó Lula, quien rechazó que, mientras tanto, Bolsonaro realice actos masivos y “salude a las personas sin mascarilla».

Según Lula, Bolsonaro «no está ni un poco preocupado en resolver los problemas del pueblo brasileño», pues solamente le interesa el bienestar de su familia. Hasta el momento, Brasil acumula casi 3 millones de infectados. 

 

Ecuador / Gobierno se disculpa por cadáveres desaparecidos

 

El presidente de Ecuador, Lenin Moreno, les pidió disculpas públicas a los familiares de los ecuatorianos fallecidos por la pandemia de Covid-19 en Guayaquil, cuyos cadáveres se encuentran desaparecidos tras al desborde del sistema sanitario y funerario.

En este sentido, las instituciones médicas involucradas deberán aplicar acciones de reparación integral dirigidas a las familias que se acogieron a este recurso.

Mientras tanto, el ministerio de Salud tendrá brindará atención médica y psicológica, por un año, a los familiares hasta el cuarto grado de consanguinidad.

Al inicio de la pandemia en Ecuador, Guayaquil fue el estado más afectado. Ahora, aparte de atravesar el dolor de perder un familiar, sus habitantes siguen en la búsqueda de los cadáveres de sus seres queridos.

 

Colombia / Mandato de detención contra Uribe

 

La Corte Suprema colombiana ordenó la detención de Uribe (Reuters)

La Corte Suprema colombiana ordenó el 4 de agosto medida de aseguramiento contra el ex-presidente Álvaro Uribe Vélez.

Uribe es acusado de manipulación de testigos en una investigación por fraude y vínculos al paramilitarismo. Su abogado, Diego Cadena, también estaría involucrado. Por su parte, el presidente actual Iván Duque defendió a su mentor y pidió “una reforma judicial urgente”.

Los movimientos sociales colombianos señalan a Uribe como el principal promotor del paramilitarismo en el país. Su mandato se marcó también por los llamados “falsos positivos”.

La decisión de la Corte Suprema representa la primera orden de detención contra un ex-presidente colombiano. Uribe podrá enfrentar una pena hasta 12 años de prisión.

 

Entrevista 

 

Chile / Marcelo Araya: “Los políticos no quieren cambios, nosotros sí”

 

Las calles de Chile eran el escenario de fuertes protestas en la parte final de 2019, haciendo temblar el sistema político y exigiendo cambios profundos. Ahora, en medio de la pandemia del coronavirus en una sociedad profundamente desigual, se vuelven a calentar las calles. En esta entrevista hablamos con Marcelo Araya, periodista, académico y asesor de comunicaciones, sobre la situación del Covid-19 y su impacto en la sociedad chilena.

 

Al día de hoy, Chile es el cuarto país de América Latina con más casos de covid-19 y el octavo del mundo. En términos generales, ¿cómo ha sido la gestión gubernamental ante la pandemia?

Chile, que se muestra siempre como un país moderno, no tiene cómo enfrentar la pandemia del coronavirus. El país opera con carriles distintos: hay uno que ocupan el gobierno y los empresarios, otro de los partidos políticos con el congreso y los parlamentarios, y un último, con muchos matices, del chileno medio y el chileno pobre. Estos tres carriles no se tocan, no se conocen, no coinciden. Por eso, el ex-ministro de salud de Piñera, Jaime Mañalich, asumió el fracaso de su gestión. Al renunciar, en un momento de desesperación, dijo que “no sabía que había tanta pobreza en Chile”. 

Chile vendió la idea de la modernidad mostrando cifras que no corresponden a la medida del país. Un ejemplo son ingresos per cápita elevadísimos pero que son gravemente influidos por los grandes ingresos del 1%, es decir, del mundo empresarial. Así la gente piensa que Chile tiene un ingreso muy grande, pero es porque los empresarios ganan mucho. La desigualdad es tremenda, porque hay gente que gana francamente muy poco. Los campamentos, terrenos tomados por los sin techo, sin luz eléctrica, agua potable o sistema de alcantarillado, crecieron un 22%, donde es imposible hacer aislamientos de alguna persona con Covid-19. Lo otro es que Pinochet desmanteló y atomizo todo el sistema público de salud. Mientras no hubiera problemas colectivos la precariedad no era visible, pero con esta pandemia quedó en evidencia cómo el efecto privatizador está impactando los servicios hospitalarios. Además, bajo un gobierno de empresarios, la economía es más importante que la vida de nuestros compatriotas, por eso decidieron mantener la vida económica activa.

A pesar de la pandemia, se registraron algunas protestas de calle y también cacerolazos en el país. ¿Cuáles son los principales reclamos?

No pasar hambre. La gente está pasando hambre, sin posibilidades de desplazamiento, de trabajar, confinados obligatoriamente por la cuarentena obligatoria en toda la región metropolitana de Santiago con casi 7 millones de habitantes. Aunado al toque de queda de 10 de la noche a 5 de la mañana llevó a la gente a verse asfixiada y expresarse en las calles o a tocar cacerolas para reclamar y también para celebrar. Cuando los diputados y senadores aprobaron que los chilenos pudieran sacar el 10% de sus ahorros de jubilación hubo muchas celebraciones.

En medio de todo esto, se empieza a aplicar una histórica medida que permitirá a millones de chilenos acceder a una parte de sus fondos privados de pensiones (AFP). ¿Cómo calificarías esta decisión y cuál crees será su resultado?

Pues celebró que los chilenos por fin puedan sacar un 10% de sus ahorros de jubilación para poder usarlos hoy, inmediatamente, y paliar su dura situación. En estas acciones hay dos dos posibles escenarios. Primero hacerle saber a la clase política que la democracia no es sólo emitir un voto cada vez que hay elecciones, sino que la gente quiere participar permanentemente, porque siente que es engañada con leyes oscuras. Segundo, se abre una ventana para cambiar un sistema de pensiones que es absolutamente individualista y alimento de las grandes empresas, porque administran el fondo de pensiones sin preocuparse si la gente tendrá una pensión digna cuando se jubile. Además, según este sistema, el que gana menos ahorra menos y su jubilación será pobre. La gente quiere un sistema mixto de pensiones, donde haya fondos colectivos para solidarizarse con quien no haya podido generar muchos ahorros. Todo esto a las puertas del plebiscito el 25 de octubre. Pero no sabemos si llegaremos a esa fecha con la pandemia muy activa, y la terminen usando de excusa para postergar una vez más estas elecciones. En ese plebiscito debemos decidir si queremos una nueva constitución, una especie de asamblea constituyente, para hacer un cambio profundo del país con un sentido más humanizador en los procesos económicos. Los políticos no quieren cambios, nosotros sí. 

 

Mural de Diego Rivera sobre la Revolución Mexicana

 

Venas abiertas / Emiliano Zapata

 

Emiliano Zapata nació el 8 de agosto de 1879. En sus casi 40 años de vida se convirtió en uno de los principales líderes políticos y militares de México.

Tras crecer en medio de la pobreza en el estado de Morelos durante la dictadura de Porfirio Díaz, Zapata participó en una serie de rebeliones contra los hacendados, levantando las banderas de los derechos campesinos y la reforma agraria.

Durante la Revolución Mexicana, tuvo un papel determinante del lado constitucionalista, llegando a dirigir el llamado Ejército Libertador del Sur. Junto a  Pancho Villa, terminó marginalizado y perseguido por los nuevos líderes mexicanos, pero su lucha quedó como ejemplo para los movimientos zapatistas que renacerían décadas más tarde.

 

¿Cuáles son los temas de América Latina que más te interesan o aquellos donde las coberturas mediáticas te generan más dudas que respuestas? Escríbenos tus sugerencias al [email protected]

Las opiniones expresadas son de los autores y no necesariamente se corresponden con las que poseen los miembros de la redacción de Investig’Action. 

 

Fuente: Investig’Action