América Latina en Resistencia: Nuevo año, nuevas luchas

Editorial / Pandemia, luchas y elecciones

 

Tras la llegada del coronavirus, América Latina sufrió su peor contracción económica en un siglo: cercana a 8% en 2020, lo que se traduce en unas 40 millones de personas entrando en la pobreza. Y aunque la vacuna ya está en el horizonte, la recuperación de economías que ya no eran pujantes será un desafío.

En medio de este panorama de vulnerabilidad y ansias, millones de latinoamericanos se preguntan: ¿quién puede ayudar a salir del abismo? Los procesos electorales que vivirán varios países podrían traducirse en votos-castigo, el surgimiento de nuevos liderazgos y hasta generar nuevos estallidos sociales.

El cronograma electoral de la región arranca el 7 de febrero en Ecuador, con una disputa entre el banquero y empresario Guillermo Lasso, el líder indígena Yaku Pérez y el economista Andrés Arauz (una ficha del expresidente Rafael Correa). 

El escenario de fondo es el viraje a la derecha de Lenín Moreno, que generó una profunda crisis económica, y la persecución política contra Rafael Correa. Pero el correísmo busca regresar al poder con la perspectiva de volver a reforzar el papel del Estado y rectificar el rumbo del país.

Mientras tanto, en Perú, uno de los países más golpeados por la pandemia y con una inestabilidad política que los llevó a tener tres presidentes en 2020, las elecciones generales serán el 11 de abril con más de 20 candidaturas presidenciales en este momento.

La clase política atraviesa una profunda crisis de legitimidad en el país andino, lo que podría generar una gran dispersión en las fuerzas políticas, además de abrir espacio para el surgimiento de nuevos actores en el escenario.

Por su parte, Chile, que tiene elecciones pautadas para el 21 de noviembre, deberá votar una convención constituyente también en abril. Los sondeos marcan como principales precandidatos al alcalde comunista Daniel Jadue, al alcalde conservador Joaquín Lavín y a la diputada Pamela Jiles.

El cambio de la Constitución de 1980, aprobada por la dictadura de Pinochet, fue el resultado de intensas luchas del pueblo chileno, enfrentándose a un temible aparato represor. Banderas de lucha como la educación y salud públicas serán temas prioritarios para el nuevo texto constitucional.

En el mes de noviembre también hay elecciones en Honduras y Nicaragua, donde algunos analistas vaticinan que el mandatario Daniel Ortega, quien ostenta la presidencia desde el 2007, invitará a votar por su esposa Rosario Murillo, actual vice presidente. Nicaragua fue palco de protestas insurreccionales en 2018, y queda la duda si la oposición se organizará para la batalla electoral o apostará nuevamente por un cambio violento.

Por su lado, Honduras ha sido de los países más inestables de la región, sumergido en violencia y corrupción, con el presidente Juan Orlando Hernández acusado de nexos al narcotráfico. El país ha sido también el punto de partida de sucesivas caravanas migrantes. EEUU tiene el reto de mantener el control sobre su principal bastión en América Central.

De igual forma, los presidentes Andrés Manuel López Obrador en México y Alberto Fernández en Argentina experimentarán una suerte de “mediciones de popularidad” en junio y octubre respectivamente, cuando se realicen las elecciones legislativas de mitad de mandato previstas en sus naciones. Otros gobiernos, como en Brasil y Colombia, buscan sobrevivir a un clima creciente de contestación.

Al mismo tiempo, el contexto político del continente estará influenciado por la entrante administración Biden. El veterano demócrata tendrá un equipo repleto de figuras de los gobiernos Obama. Sin embargo, es posible que el Oriente Medio o la disputa con China ocupen la agenda de la política exterior estadounidense.

De todos modos, países como Cuba o Venezuela no tienen razones para esperar menos beligerancia del imperio del norte. Eventuales cambios de discurso o de táctica no cambiarán el objetivo final de eliminar los ejemplos incómodos en el “patio trasero”. Tanto la Casa Blanca como el Departamento de Estado seguirán bajo la batuta de los halcones.

El contexto seguirá siendo de luchas e inestabilidad, pero la historia reciente ha demostrado que los modelos neoliberales están cada vez más agotados en el continente. Para los movimientos/gobiernos progresistas y de izquierda, el reto es reforzar los proyectos alternativos para seguir combatiendo la hegemonía norteamericana.

 

Breves

 

Venezuela / Gobierno defiende soberanía sobre el Esequibo

 

Venezuela ha defendido la soberanía sobre el Essequibo (Roberto Insignares)

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, pidió al secretario general de la ONU, António Guterres, que sirva de mediador para «reiniciar» con «urgencia» conversaciones directas entre Venezuela y Guyana sobre la disputa territorial existente entre ambas naciones por el territorio Esequibo.

Maduro rechazó que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) decidiera el pasado 18 de diciembre, a petición de Guyana, que tiene jurisdicción para analizar el caso basándose en el laudo arbitral del 3 de octubre de 1899, pese a que este fue declarado nulo tras el Acuerdo de Ginebra (1966).

El mandatario también firmó un decreto que establece un nuevo territorio marítimo para Venezuela con el fin de salvaguardar su fachada atlántica.

 

Colombia / 248 ex-combatientes asesinados desde el Acuerdo de Paz

 

La Misión de Verificación de la ONU en Colombia informó que desde la firma del Acuerdo de Paz entre el Estado y las FARC, 248 excombatientes han sido asesinados, 73 de ellos durante el 2020.

Al respecto, el Secretario General de la ONU, António Guterres, denunció que grupos delictivos «han aprovechado la limitada presencia del Estado» para «amenazar y atacar a excombatientes, cooptando sus proyectos económicos, saboteando sus iniciativas políticas y sociales».

En este sentido, insta al Gobierno de Iván Duque a contratar una mayor cantidad de escoltas y analistas para la Unidad Nacional de Protección (UNP), con el objetivo de salvaguardar la vida de los exguerrilleros.

 

Cuba / Médicos postulados al Nobel de la Paz

 

Cuba ha enviado misiones médicas para combatir el Covid-19 (MinRex)

El coronel jubilado norteamericano Lawrence Wilkerson nombró la brigada médica cubana Henry Reeve al Premio Nobel de la Paz en 2021. Wilkerson resaltó que la brigada ha viajado a 39 países, “arriesgando la vida para combatir el coronavirus”. 

Diferentes organizaciones e individualidades han respaldado la postulación de la brigada al nobel de la paz.

Desde el triunfo de la Revolución Cubana, el gobierno cubano ha priorizado las misiones solidarias, especialmente en el ámbito médico y en el Tercer Mundo. Las brigadas cubanas se han desplegado para reforzar los sistemas de salud, así como dar respuesta a pandemias y catástrofes naturales.

 

Brasil / Cifras récord de Covid-19

 

Brasil se convirtió en el segundo país del mundo con más muertes por la pandemia del coronavirus. En los primeros días de 2021, el país suramericano superó las 200 mil muertes por Covid-19, solamente por detrás de las más de 350 mil en Estados Unidos.

El gobierno de Bolsonaro, al contrario de otros países de la región, no impuso restricciones para el período festivo, y diferentes analistas esperan un aumento significativo de casos en las próximas semanas.

Bolsonaro también ha sido criticado por retrasar los planes de vacunación en Brasil, argumentando que las vacunas son “experimentales” y que no tienen “evidencia científica”.

 

Estados Unidos / Asalto al Capitolio

 

Apoyantes de Trump invadieron el Captolio en Washington DC (AP)

El mundo asistió a un espectáculo surreal el 6 de enero cuando fanáticos del presidente Doland Trump tomaron de asalto el capitolio en Washington DC.

Los partidarios MAGA (“Make America Great Again”) protestaban contra la confirmación de Joe Biden como vencedor de las elecciones presidenciales en el Senado norteamericano. Invadiendo el edificio, obligaron a los senadores a evacuar mientras causaban el caos.

Aunque en pocas horas se restableció el orden, el establishment fue unánime en culpar a Trump por instigar a sus seguidores. El presidente, que vio sus cuentas en redes sociales temporalmente suspensas, se enfrenta ahora a la posibilidad de impeachment a pocos días de terminar su mandato.

 

 

Entrevista 

 

Cuba / Castillo: “Corresponde a Biden revisar todo con relación a Cuba”

 

El Secretario General de la Federación Latinoamericana de Periodistas (Felap) y analista internacional, Nelson del Castillo, cree que Cuba avanza con buen pie en el “ordenamiento monetario” del país y espera que el 2021, con Joe Biden en EE.UU., sea un mejor año para la isla. 

 

Cuba inició el año con el “ordenamiento monetario”. Brevemente, ¿cuáles son las principales medidas implementadas? ¿Por qué eran necesarias estas reformas económicas?

Esta decisión de Cuba ha sido una muy pensada —y debatida en lo interno— desde hace varios años, puesto que se anticipaba que el ordenamiento monetario obligaría a hacer ajustes en los salarios de los trabajadores cubanos a los diversos niveles y, en alguna medida, ajustes en los precios.

La dualidad de monedas, el peso cubano (CUP) que manejaba la mayoría de la población y el peso cubano convertible (CUC), complicaba aspectos de la vida de la población, a lo que no eran ajeno el gobierno ni el Partido Comunista de Cuba, porque además estaba de por medio el subsidio a las empresas de importaciones, impedidas de utilizar el dólar estadounidense debido al criminal bloqueo estadounidense.

Cada paso que se da en Cuba es en virtud del bienestar colectivo del pueblo, dentro de los principios del socialismo, pero su conducción no es ajena a que se requieren ajustes y terminar con el igualitarismo que en algunos casos se convirtió en caldo de cultivo de la improductividad.

Las autoridades dejaron establecido que este proceso se hará con apego a la justicia social, por lo que se dispuso de 30 mil millones de pesos, con una tasa cambiara de 24 pesos por dólar estadounidense, para asistir a las personas más vulnerables, como parte del sistema de seguridad social.

El país sufrió fuertemente el impacto de la pandemia por la quiebra del turismo. ¿Cuáles son las perspectivas de este sector para relanzar la economía?

La quiebra del turismo es global, pero en el caso de Cuba se resiente más por el criminal bloqueo impuesto por Estados Unidos y al que se han adherido a lo largo de los años muchos países, en particular de la Unión Europea, con la pretensión de doblegar la voluntad del pueblo.

El turismo es un área importante, pero en este sentido la política del presidente Donald J. Trump ha sido apretar el cordón con el fin de estrangular la economía cubana, por lo que es posible que la llegada del demócrata Joe Biden signifique un cambio en esta dirección.

Cuba, sin duda, es uno de los principales atractivos turísticos en la región del Caribe, tanto por sus atractivos naturales y culturales, como por la seguridad que brinda al visitante. Dicho esto, en la medida que se supere la pandemia del Covid-19 y se abra el mercado turístico internacional, se espera que Cuba alcance una rápida recuperación, porque además ha tenido la capacidad de mantener un control sobre el virus con una tasa de mortalidad insignificante en comparación con otros países de la región

La administración Trump recrudeció el bloqueo contra Cuba, en particular con la activación del título III de la Ley Helms Burton. ¿Qué se puede esperar de la administración Biden?

Hasta que no se derogue la Ley Helms Burton las relaciones entre Estados Unidos y Cuba no podrán normalizarse del todo. Esta ley mantiene muchos adeptos en el Congreso de Estados Unidos, y el nefasto cuatrienio de Trump ha estado dirigido a hacer daño en todas partes, como acabamos de ver en la antesala de su salida, con el intento de golpe de Estado para quedarse al mando de la nación. Por tanto, no será fácil para Joe Biden una rápida apertura, pero en muchos aspectos se pueden establecer cambios, como dejar sin efecto algunas normativas que no requieren legislación y restablecer los viajes de cruceros y aviones hacia Cuba, como estaba antes de que Trump fuera a la caza de votos a Florida.

Corresponde a Biden, ante la realidad del desprestigio que ha cosechado Washington en los últimos cuatro años con Trump a la cabeza, comenzar a revisar todo lo revisable con relación a América Latina y el Caribe, en particular a Cuba, ante el criminal bloqueo impuesto hace seis décadas.

 

Fidel Castro en la Conferencia Tricontinental

 

Venas abiertas / La Conferencia Tricontinental

 

Havana, enero de 1966. Más de 200 delegados de gobiernos y movimientos revolucionarios de África, Asia y América Latina se reunieron en La Habana para construir una agenda anticolonial y anti-imperialista conjunta. 

El contexto es de la Guerra Fría, con luchas de liberación surgiendo por doquier, desde movimientos africanos luchando por la independencia a guerrillas latinoamericanas resistiendo contra dictaduras militares. 

Sin embargo, el epicentro era la Guerra de Vietnam. En las palabras del Che, había que crear “uno, dos, tres, muchos Vietnams” para dispersar y debilitar las fuerzas imperialistas. De la conferencia nació la Organización de Solidaridad de los Pueblos de África, Asia y América Latina (OSPAAAL) y un nuevo ímpetu para las luchas populares.

 

¿Cuáles son los temas de América Latina que más te interesan o aquellos donde las coberturas mediáticas te generan más dudas que respuestas? Escríbenos tus sugerencias al [email protected]

Las opiniones expresadas son de los autores y no necesariamente se corresponden con las que poseen los miembros de la redacción de Investig’Action. 

 

Fuente: Investig’Action