América Latina en Resistencia: ¡No al Paquetazo!

 

Editorial: La última traición

 

Ecuador vive en estos días su más aguda crisis política de los últimos tiempos. El presidente Lenín Moreno intentó aplicar un “paquetazo” neoliberal, recomendado por el Fondo Monetario Internacional, completando así la traición a la gestión de Rafael Correa (que Moreno había prometido continuar). 

En dos años y medio de gobierno, Moreno se ha convertido más y más en un aliado de la derecha, nacional y foránea, arremetiendo contra órganos de integración como la UNASUR y apoyando la política exterior de EEUU (por ejemplo entregando a Julian Assange). Pero ni la represión logró detener la ola de rechazo a las medidas, forzando por fin a Moreno a derogar el ahora infame “decreto 883”.

La medida que desencadenó la crisis fue el incremento tanto de las gasolinas extra y ecopaís como del diesel, es decir, los tres de los combustibles más usados en Ecuador, y los cuales poseían subsidios desde hace más de 40 años.

Las gasolinas pasaron de costar 1,85 dólares a 2,39 por galón, mientras el diesel subió de 1,03 dólares a 2,29, un aumento del 123%.

El sector transportista, en todos sus niveles, reaccionó de inmediato: camiones, taxis, autobuses, transportes escolares e institucionales, paralizaron y trancaron a una nación entera, para exigir la derogación de la medida.

Pero, ese anuncio era solamente el comienzo de toda una serie de medidas avaladas por el Fondo Monetario Internacional, incluyendo reformas económicas y laborales que reducirían sustancialmente los beneficios de la clase obrera.

Por ejemplo, la renovación con un 20% menos de remuneración de los contratos ocasionales y el recorte de vacaciones para los trabajadores del sector público (de 30 a 15 días), que de igual modo tienen que aportar el equivalente a un día de salario. Por otro lado, se bajarían los impuestos sobre los productores de banana, algunos de los mayores grupos económicos del país.

A los transportistas se unió el sector estudiantil y más tarde el movimiento indígena, liderado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE), la misma organización que en el año 2000 protagonizó el derrocamiento del entonces mandatario Jamil Mahuad, cuestionado también por su política económica. Movilizada en todo el país, la CONAIE lideró una marcha de decenas de miles de personas hacia Quito.

Arrinconado pero firme, Moreno trasladó la sede de gobierno para Guayaquil, repitiendo constantemente que no iba a retroceder en sus decisiones, pero buscando a quién echarle la culpa de las mismas: ¡El descontento popular con el paquetazo sería supuestamente un plan maquiavélico de Rafael Correa y Nicolás Maduro con ayuda de Fuerza Armada Revolucionaria de Colombia (FARC)!

No obstante, los ecuatorianos no cayeron en su juego y siguieron la lucha en las calles de su nación.

Ante esto, el ejecutivo declaró un «estado de excepción» en todo el territorio por al menos 30 días. Este anuncio faculto a las autoridades para que incrementarán la presencia policial y militar (24.000 militares y 5.000 reservistas), lo cual se tradujo en una represión desmedida.

La respuesta de las fuerzas de seguridad resultó en 7 muertos, 1340 heridos, 1152 detenidos, medios de comunicación cerrados. Pero, la comunidad internacional ha decidido guardar silencio o incluso apoyar a Moreno. Por ejemplo, los embajadores de EE.UU, Canadá y varios países latinoamericanos destacaron la supuesta “prudencia” con la que se ha manejado la fuerza pública.

Mientras, los grandes medios de comunicación optaron por ignorar las protestas o criminalizarlas tildando a los manifestantes como “zánganos” o “delincuentes”. 

Sin embargo, la creciente violencia del Estado no logró detener las movilizaciones. El gobierno se vio forzado a sentarse y dialogar con la CONAIE, con la mediación de la ONU y la iglesia, y finalmente derogar las medidas y revisarlas. Los próximos días serán decisivos para determinar cuál será el desenlace de la crisis, mientras Moreno ve su posición cada vez más deslegitimada.

Aunque Ecuador es uno de los países más pequeños del continente, los recientes acontecimientos contienen varias lecciones. Antes que todo demuestran que la lucha organizada y determinada produce resultados. 

Son también otro clavo en el mito del supuesto final del ciclo progresista en América Latina. Los proyectos en varios países se agotaron por sus propias contradicciones, y en el caso de Ecuador hay que sumar la traición de Moreno. 

Sin embargo, los intentos de devolver los pueblos a la noche neoliberal han sido recibidos con rechazo y calles prendidas. En pocos años, los gobiernos que giraron a la derecha (Argentina, Brasil, Ecuador) han agotado su credibilidad. Cabe a los pueblos mantener la unidad en la lucha, y a los nuevos (o regresados) dirigentes dibujar un horizonte más audaz.

 

Breves

 

Bolivia / ¿Rumbo a la victoria?

 

Evo Morales busca su re-elección el 20 de octubre (ABI).

Según la más reciente encuesta de CELAG, el actual mandatario de Bolivia, Evo Morales, cuenta con un 38,8% de  intención de voto para las presidenciales del próximo 20 de octubre. 

Evo cuenta con una ventaja de 13 puntos sobre su principal rival, el candidato derechista y ex-presidente Carlos Meza. 

Para lograr la victoria en la primera vuelta, el candidato del MAS necesitaría obtener el 50%+1 de los votos o, lo más realista, 40% con una ventaja de 10 puntos sobre Meza.

La campaña entra en su fase decisiva. El binomio Evo-García Linera busca profundizar el proceso de cambios de los últimos 13 años, pero la derecha desea retomar uno de los bastiones progresistas de América Latina. El voto lo decidirá.

 

Honduras / JOH y el tráfico de drogas

 

El presidente hondureño Juan Orlando Hernández (JOH) ha sido acusado de “nexos con el narcotráfico” después que el traficante y ex-alcalde Alexander Ardon confesase ante un jurado haber financiado su campaña del año 2013 con 1.6 millones de $ provenientes del narcotráfico. 

Mientras tanto, Tony Hernández, hermano del presidente, también ha sido acusado de liderar una operación de tráfico de drogas pues el archiconocido “Chapo” Guzmán le pagó 1 millón de dólares a JOH, a través de Tony, a cambio de protección.

Todo esto con el beneplácito de los poderes norteamericanos, quienes dicen preocuparse por los derechos humanos y la lucha contra el tráfico de drogas pero ha hecho de Honduras su bastión de dominio en América Central.

 

Colombia / Uribe Vélez acusado por fraude y soborno

 

El ex-presidente Álvaro Uribe ha sido acusado de interferir con la justicia colombiana (El País Cali).

La Corte Suprema de Justicia de Colombia vinculó “formalmente” al exmandatario Álvaro Uribe Vélez con los delitos de “fraude procesal” y “soborno en concurso homogéneo y sucesivo”.

Uribe, quien fue jefe de Estado en Colombia entre 2002-2010 y además lidera el partido que llevó a Iván Duque a la presidencia, es investigado por manipular testigos contra el senador de izquierda Iván Cepeda y tratar de cambiar testimonios que lo comprometen con el paramilitarismo.

Ante esto, el presidente de la Corte, magistrado Álvaro García, le pidió al pueblo “confiar en la justicia”. No obstante, los colombianos dudan de la veracidad del proceso por la gran influencia que Uribe sigue teniendo sobre el actual gobierno.

 

Brasil / Bolsonaro reprime en las calles… ¡y en las cárceles!

 

«Solamente preguntan mierda todo el tiempo», expresó el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, cuando la prensa le cuestionó las denuncias de “nuevas rutinas diarias de tortura en las cárceles” de su país. 

No obstante, 17 de los 28 fiscales del Ministerio Público del Estado de Pará  insisten en revelar que agentes federales de la Fuerza de Tarea de Intervención Penitenciaria (FTIP) abusan de su poder en los recintos penitenciarios de la nación.

Las FTIP están formadas por agentes federales y penitenciarios. La organización fue creada a finales de julio por el ministro de Justicia, Sergio Moro. Desde entonces, las denuncias no se han hecho esperar.

 

Venezuela / 100 millones de dólares para el golpe

 

El representante de Guaidó, Carlos Vecchio, recibió la “donación” de la USAID en Washington (AP).

El gobierno de Estados Unidos le aportará 98 millones de dólares a la oposición golpista de Venezuela “para apoyar la lucha por la libertad”.

La “donación” fue otorgada por el administrador de la USAID, Mark Green, al representante de Guaidó en Washington DC, Carlos Vecchio.

Green indicó que los recursos se destinarán a ONGs que se encuentran dentro del país, pero no detalló cómo lo harán ni con qué finalidad.

Desde que el opositor venezolano Juan Guaidó se autoproclamó como presidente interino de Venezuela en enero, el Ejecutivo de Trump le ha brindado apoyo financiero y diplomático, al mismo tiempo que impone sanciones cada vez más duras contra el pueblo venezolano.

 

Entrevista

 

Crisis en Perú / Paucar: “Fujimorismo y Partido Aprista tendrán muy pocos votos en los comicios de enero” 

 

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, disolvió el Congreso de su país, aduciendo que se trata de un proceso “inédito”, que servirá para “escribir un libro en blanco respetando la constitución”. Después de esto, el panorama peruano ha sido un ir y venir de convulsiones políticas, con nuevas elecciones pautadas para 26 de enero. Jorge Paucar Albino, redactor y editor del medio La Mula, nos aclara un poco el panorama.

¿Cómo se generó la actual crisis política en Perú? ¿Cuáles podrían ser los próximos escenarios?

Para explicar la actual crisis política en Perú debemos remontarnos al 2016, cuando Keiko Fujimori (Fuerza Popular) perdió las elecciones presidenciales, pero logró mayoría en el Parlamento. Los fujimoristas nunca aceptaron su derrota y buscaron gobernar desde el Congreso. En ese contexto, y ayudado por las malas prácticas del expresidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK), el fujimorismo logró que PPK renunciara a la presidencia. Luego, la prisión preventiva de Keiko Fujimori provocó la radicalización del fujimorismo, quienes sabotearon las reformas que impulsaba el Ejecutivo. Ante esto, Vizcarra decidió disolver el Congreso tras darle varias oportunidades a la mayoría parlamentaria. 

Los escenarios posibles son difíciles de calcular. Lo único que parece seguro es que tanto el fujimorismo como el Partido Aprista tendrán muy pocos votos en los comicios de enero 2020. 

Mientras tanto, con la disolución del Congreso, el gobierno de Vizcarra tendrá cancha libre para aplicar sus medidas, incluyendo una reforma laboral elaborada sin la participación de las centrales sindicales.

¿Cuál debe ser la apuesta de los partidos de izquierda y/o movimientos sociales en la coyuntura actual?

Desde las elecciones pasadas, la izquierda (Frente Amplio y Nuevo Perú, quienes formaban parte del Congreso disuelto), ha planteado que la crisis moral-política era consecuencia del modelo económico y, por lo tanto, insiste que es necesario un cambio de Constitución. Pero, por ahora, los movimientos sociales y grupos de izquierda deben estar alertas ante cualquier medida que pueda afectar los derechos laborales, así como la gestión de conflictos socioambientales en los proyectos mineros Tía María (Arequipa, Southern Copper), Las Bambas (Apurímac, MMG Limited), entre otros.

Además de la creciente xenofobia ¿cómo ha influenciado el tema Venezuela el debate político en Perú?

Lamentablemente, la migración ha sido usada por algunos políticos fujimoristas para atacar al Ejecutivo. Por ejemplo, la parlamentaria Esther Saavedra reclamó al presidente Vizcarra que cierre las fronteras porque «los venezolanos vienen a quitar trabajo a los peruanos». Esos políticos olvidan que migrar es un derecho humano y que hay más de 3 millones de peruanos viviendo en el exterior.

 

Monumento a las víctimas del atentado contra el vuelo 455 de Cubana de Aviación, en Barbados. (Wikipedia)

 

Venas abiertas: Terrorismo de Estado

 

En 6 de octubre de 1975, el vuelo 455 de Cubana de Aviación, que volaba de Barbados a Jamaica, sufrió un atentado terrorista que acabó con la vida de las 73 personas a bordo.

El ataque con dos bombas fue orquestado por Luis Posada Carriles y Orlando Bosch, dos dedicados terroristas contrarrevolucionarios cubanos y agentes de la CIA.

Posada y Bosch trabajaban para los servicios de inteligencia venezolanos. Ambos fueron detenidos y “enjuiciados”: Bosch fue liberado por la “justicia” venezolana, mientras Posada escapó de la cárcel en 1985. 

De esta forma, pudieron tener largas carreras terroristas, y con el apoyo del gobierno de EEUU terminaron viviendo tranquilamente en la Florida sin pagar nunca por los crímenes cometidos.

 

¿Cuáles son los temas de América Latina que más te interesan o aquellos donde las coberturas mediáticas te generan más dudas que respuestas? Escríbenos tus sugerencias al [email protected]

Las opiniones expresadas son de los autores y no necesariamente se corresponden con las que poseen los miembros de la redacción de Investig’Action.

 

Fuente: Investig’Action