América Latina en Resistencia: ¡Lula Livre!

Editorial / Verdades y consecuencias de la absolución de Lula

 

El juez Edson Fachin del Supremo Tribunal Federal de Brasil anuló todas las condenas contra el ex-presidente Luís Inácio “Lula” da Silva, relacionadas con la célebre Operación ‘Lava Jato’.  

De esta forma, el ex-mandatario recupera sus derechos políticos y podría ser candidato en las elecciones presidenciales del venidero 2022.

La decisión, que se trata de una medida cautelar, es una respuesta al ‘hábeas corpus’ presentado por la defensa de Lula contra el accionar del ex-juez Sergio Moro.

Con motivaciones políticas claras, Moro condenó a Lula en julio de 2017 a nueve años y seis meses de prisión, acusado de corrupción y blanqueo de dinero. Posteriormente, el ex-juez aceptó ser ministro de justicia del presidente Jair Bolsonaro, cargo en el que estuvo desde enero de 2019 a abril de 2020.

El ex-mandatario, por su parte, pasó un año y siete meses en prisión, desde abril de 2018 hasta noviembre de 2019, cuando fue puesto en libertad. La condena impidió que fuera candidato en las elecciones de 2018 en un momento donde era la opción más popular según las encuestas de opinión. Por su parte, siempre negó las acusaciones contra él y reiteró que era víctima de una conspiración para impedir su candidatura.

Tras conocer la decisión, Lula afirmó que fue “víctima de la mayor mentira jurídica contada en 500 años de historia” y agregó que “aún no es el momento de pensar” en una posible candidatura. Pero dejó claro que continuará en el ruedo político: “Quiero dedicar el resto de vida que me queda, que espero que sea mucha, a recorrer este país para hablar con el pueblo”.

Asimismo, el exmandatario aseguró que Bolsonaro es un “ignorante” que “ofende a la sociedad brasileña” al no saber manejar la crisis sanitaria ni financiera que atraviesa el país. «Entró [al Gobierno] como Macri, diciendo que iba a solucionar el problema. La diferencia con Macri es que Bolsonaro es más ignorante. Le cae bonito ser ignorante».

El líder histórico del Partido de los Trabajadores -que gobernó Brasil entre 2003 y 2011- criticó también el duro contraste entre las condiciones de vida actuales de la población y las de hace unos años.

Su gobierno fue uno de los periodos de mayor prosperidad de Brasil, con políticas como la “Bolsa Familia” dedicadas a sacar de la pobreza a decenas de millones de ciudadanos. Cuando abandonó el cargo, Lula gozaba de un 80% de popularidad.

Aunque haya dejado la opción abierta, el escenario más probable es que Lula sea efectivamente el candidato para enfrentarse contra Bolsonaro el próximo año. Brasil enfrentaría entonces una nueva confrontación de derecha contra izquierda con uno que otro espacio para candidatos de centro y una caldeada campaña electoral. Todo esto en la cúspide de una pandemia con más de un cuarto de millón de muertos, y en medio de una fuerte crisis económica.

Una encuesta de opinión publicada este fin de semana por O Estadão de Sao Paulo indica que Lula tendría más capital político que Bolsonaro. Según el sondeo, un 50 % de los entrevistados votaría al petista si volviese a ser candidato, mientras que un 44 % dice que no escogería ni a Lula ni a Bolsonaro.

Sin embargo, queda mucho territorio por recorrer y la impopularidad actual de Bolsonaro no es garantía de una victoria electoral opositora. Efectivamente al PT le toca aprender las lecciones de la derrota de 2018, cuando se abandonó una perspectiva de izquierda para adoptar un discurso vago de “defensa de la democracia”.

Para volver a involucrar a las grandes mayorías hace falta asumir opciones políticas claras, no diluirlas. Si Lula es la mejor opción para derrotar a Bolsonaro, sólo lo será hablando al pueblo y dejando claro que hace falta un cambio de rumbo que privilegie a los de abajo y sacrifique a los de arriba. Moderar esa urgencia en aras de no antagonizar ciertos sectores sería repetir el error de 2018.

Por su lado, Bolsonaro apuesta por la polarización, con un grupo de seguidores cada vez más radical y cada vez más armado. El mandatario actual podrá emplear su discurso anti-comunista y contar con el apoyo de los medios del establishment.

Por fin, la batalla se juega también en el tablero internacional. Para actores como la OEA o la administración Biden puede ser ventajoso criticar a Bolsonaro desde un punto de vista de opinión pública. Sin embargo, el gobierno actual de extrema derecha es mucho más útil que uno de Lula en lo que toque a los intereses de las multinacionales y la agencia imperialista en el continente.

 

Breves

 

Bolivia / Prisión preventiva para Jeanine Áñez

 

La ex-presidenta de facto Jeanine Áñez estará 4 meses en prisión preventiva (EFE)

La juez Regina Santa Cruz dictó prisión preventiva por 4 meses para la expresidenta de facto de Bolivia, Jeanine Áñez, y sus dos exministros: Álvaro Coímbra y Rodrigo Guzmán.

Añez, acusada de «terrorismo, sedición y conspiración» por el caso del golpe de Estado contra el Gobierno de Evo Morales en 2019, fue enviada a la cárcel de mujeres de Obrajes, mientras que Coímbra y Guzmán están en el penal de San Pedro.

Tras su detención, Añez – que planeaba huir de la justicia- afirmó que ella tiene «privilegios» y, por lo tanto, no debe ser procesada por un juicio ordinario.

 

Haití / Piden a EE.UU. que deje de apoyar a Moïse

 

Organizaciones civiles haitianas exigen a EE.UU. que suspenda el apoyo al presidente Jovenel Moïse, a quien consideran ilegítimo.

Mientras tanto, las Naciones Unidas afirmaron que apoyaran el proceso electoral que impulsa Moïse para renovar al personal político el venidero mes de septiembre.

No obstante, los haitianos afirman que las elecciones no son posibles en el contexto actual dada la creciente inseguridad. Además, sostienen que el presidente cesó su período de mandato en febrero pasado, de acuerdo con los establecido en la misma carta magna.

El país lleva casi dos años sin elecciones, y un Parlamento disfuncional desde enero de 2020.

 

Ecuador / Ratificada segunda vuelta entre Arauz y Lasso

 

Arauz se enfrenta a Guillermo Lasso en la 2da vuelta (Resumen Latinoamericano)

El Tribunal Contencioso Electoral de Ecuador rechazó el recurso de impugnación presentado por el candidato presidencial del partido Pachakutik, Yaku Pérez, quien alegó un supuesto “fraude electoral” que afectó su resultado en las elecciones del 7 de febrero pasado.

Tras esta decisión, queda ratificada la celebración de la segunda vuelta electoral el 11 de abril próximo, entre Andrés Arauz, de la alianza Unión por la Esperanza (UNES), y Guillermo Lasso, de la coalición CREO-PSC.

Arauz y Lasso protagonizarán un debate presidencial obligatorio el próximo 21 de marzo, el cual se realizará en la ciudad portuaria de Guayaquil y será definitorio para los comicios. 

 

Venezuela / Escasez de diesel golpea a la población

 

En Venezuela, la sorpresiva escasez de diésel – imprescindible en los sectores industriales y agrícolas – golpea fuertemente a la población.

Hasta ahora, la grave crisis del combustible, no había penetrado en el mundo del diésel, debido a una exención que le permitía al Gobierno de Venezuela y a su estatal petrolera (Pdvsa) obtenerlo por medio del intercambio de crudo.

Sin embargo, a finales de octubre de 2020, la administración Trump prohibió los canjes de crudo por diesel, a pesar de los avisos sobre las graves consecuencias para el pueblo venezolano. Las Naciones Unidas, varias ONGs y hasta un grupo de congresistas demócratas han exigido que el gobierno de Joe Biden retire o “revise” las sanciones contra Venezuela.

 

Colombia / Niños asesinados en nuevo bombardeo del ejército

 

Un bombardeo del ejército victimó a varios menores en Colombia (Enterate24)

Organizaciones no gubernamentales colombianas denunciaron la muerte de por lo menos 12 menores de edad tras un bombardeo del ejército en el departamento de Guaviare. 

Según el gobierno colombiano, la acción militar se dio contra un campamento de una disidencia de las FARC comandada por Gentil Duarte. El ministro de defensa Diego Molano fue fuertemente criticado tras alegar que los menores muertos eran “máquinas de guerra”, una tesis ya desmentida por los familiares de las víctimas.

Las violaciones de derechos humanos por parte del ejército, así como los constantes asesinatos de líderes sociales, han generado un rechazo cada vez más grande contra el gobierno de Iván Duque.

 

Entrevista 

 

Paraguay / Lilian Soto: “El hartazgo es total”

 

Lilian Soto Badui es política y activista feminista en Paraguay, además de académica en el campo de las políticas públicas de igualdad y los estudios de género. En esta entrevista nos acerca al panorama que atraviesa el país entre la crisis política y sanitaria. 

Durante varios meses Paraguay fue de los países menos afectados por la pandemia de Covid-19 en Latinoamérica. Sin embargo, el panorama hoy es diferente. ¿Qué ocurrió?

Lo que sucedió es que al inicio se tomaron medidas rápidas que dieron resultados tales como el cierre de frontera, el confinamiento, el control sanitario de quienes ingresaban al país. Además se proveyeron de algunos apoyos económicos a los sectores con más carencias. Este fue un tiempo ganado para preparar el sistema de salud para cuando se produjera la vuelta a las calles y a la actividad económica, que debía suceder invariablemente porque era imposible mantener más tiempo los cierres absolutos. 

Para esa preparación se aprobaron préstamos que irían en una buena parte al Ministerio de Salud, como organismo rector, y para subsidios. Pero ese proceso de preparación no sucedió, llegamos al momento de la apertura y cuando se comienzan a producir los ingresos más altos al sistema de salud empiezan a escasear los medicamentos. El gasto de bolsillo de la población en general se volvió sumamente elevado tanto para los casos internados como en terapia intensiva. La consecuencia fue el hartazgo de la gente ante la inoperancia para la preparación del sistema de salud y por supuesto una situación muy complicada para afrontar todos los gastos.

En los últimos días hemos visto una ola de protestas en las calles de las principales ciudades del país. ¿Cuáles son las razones? 

Precisamente como el tiempo ganado para la preparación del sistema de salud no fue utilizado con eficiencia por parte del gobierno, y a eso se suman una serie de denuncias de corrupción e ineficacia total en los procesos de negociación para la obtención de las vacunas. Como consecuencia, explotaran las manifestaciones en las calles, hay un fuerte cansancio de la gente y una clara exigencia de cambio de gobierno, de timón. Muchos piden que se vayan todos, en términos de todos los sectores que se encuentran en espacios de liderazgo político es nuestro país, hay un total hartazgo. 

Sin embargo, si el presidente Abdo Benítez es destituido por juicio político le corresponde asumir al vicepresidente de la República, que también es del Partido Colorado, responsable de estos 70 años de desgobierno. Además tienen vinculaciones con el sector cartista (de Horacio Cartes), que es el sector interno opuesto a Abdo. Por eso, muchos piden que el juicio político sea contra ambos, pero el sector cartista se niega a esa posibilidad. De lograrse la destitución de ambos, debería tomar el control el presidente del Congreso Nacional, que también es del partido Colorado pero con buenas relaciones con otros sectores.   

En los últimos años, muchos analistas anunciaron el fin de la ola progresista en el continente, pero hemos visto nuevos giros a la izquierda (Argentina, México, Bolivia). ¿Cuál es la situación en Paraguay?

Creo que Paraguay está en un proceso de muy lenta construcción de alternativas de izquierda que puedan ser opción de gobierno. Pero esto no implica que no sea posible que se produzca un cambio hacia opciones más progresistas. Ya se había dado una articulación en el 2008 cuando la Alianza Patriótica para el Cambio, donde estaban aglutinados sectores tanto de centro como algunas tendencias más progresistas y los diversos movimientos y partidos de izquierda, pudo ganar las elecciones. Pero el gobierno de Fernando Lugo, que encabezó esta articulación, terminó con un golpe de Estado. Las construcciones actuales en términos de izquierda deben contemplar todas estas situaciones históricas que hemos vivido porque no es menor que en Paraguay haya primado durante tanto tiempo y siga expresándose con mucha fuerza el pensamiento anti-socialista, anti-comunista, anti-izquierda. Hoy al menos hay un debate mucho más expandido incluso en las redes sociales, donde se compara la situación actual con ese breve tiempo donde gobernó un sector más progresista en Paraguay y eso quizás evidencia las posibilidades de construcción de una alternativa real de poder desde la izquierda. Los cambios en la región también tendrán impacto en nuestro país. 

 

Maurice Bishop junto a Fidel Castro y Daniel Ortega

 

Venas abiertas / Revolución de Grenada

 

El Gobierno Popular Revolucionario (PRG) liderado por Maurice Bishop tomó el poder en la isla de Grenada tras una revolución el 13 de marzo de 1979. 

Bishop y el PRG se lanzaron en un programa socialista, luchando contra el racismo, mejorando los derechos de los trabajadores y asegurando la igualdad de género. El gobierno de Bishop prohibió la discriminación salarial e introdujo la licencia por maternidad. En el plano exterior, Cuba fue el principal aliado del PRG.

Sin embargo, la experiencia revolucionaria en Grenada fue vista como una amenaza en el “patio trasero” norteamericana. El gobierno de Bishop sería derrocado por un golpe de Estado en 1983, y días después se dio una invasión militar estadounidense.

 

¿Cuáles son los temas de América Latina que más te interesan o aquellos donde las coberturas mediáticas te generan más dudas que respuestas? Escríbenos tus sugerencias al investigactionAL@gmail.com

Las opiniones expresadas son de los autores y no necesariamente se corresponden con las que poseen los miembros de la redacción de Investig’Action. 

 

Fuente: Investig’Action