América Latina en Resistencia: La izquierda contra el neoliberalismo

Editorial / Nuevo tablero político en Chile

 

La elección más grande en la historia de Chile (convencionales constituyentes) finalizó con una derrota del Gobierno de Sebastián Piñera, el desplazamiento de los partidos tradicionales y el surgimiento de una nueva generación política, nacida al calor del estallido social del año 2019, que ahora tendrá un papel protagónico para redactar la Constitución.

El pasado 15 y 16 de mayo, los chilenos votaron por los 155 miembros de la Convención Constituyente, el nuevo órgano cambiará la Constitución que todavía rige en el país y que es heredada de la dictadura que Augusto Pinochet encabezó durante 16 años (1974-1990). En simultáneo eligieron también 345 alcaldes, 2.252 concejales y 16 gobernadores regionales.

Vamos por Chile, la coalición de derecha que representaba a Piñera, esperaba obtener 52 escaños para poder tener “derecho a vetos”, un peso de ⅓ en la Convención que le permitiera vetar los artículos más “peligrosos”. Sin embargo, solo obtuvo 38 escaños.

Mientras tanto, las alianzas de los partidos de izquierda, representadas en las listas Apruebo Dignidad y Lista del Apruebo, se quedaron con 28 y 25 puestos cada una. Aquí se destaca el ascenso de la izquierda, con el Partido Comunista siendo la fuerza más reconocida, que termina más votada que el centro-izquierda y la llamada “Concertación”, que ha gobernado en diferentes períodos desde el final de la dictadura.

A la par, los candidatos independientes que surgieron de las protestas del 2019, entre los que destacan feministas, ambientalistas y defensores de derechos humanos sin trayectoria partidaria ni experiencia en cargos de elección popular se erigieron como los grandes ganadores al obtener una mayoría de 48 espacios. A ellos se suman los representantes de los pueblos indígenas que ya tenían reservados 17 escaños.

Aunque la participación haya sido solamente de 42%, el resultado representa un terremoto político en el país andino. La sociedad chilena se cobró no sólo la desigualdad social provocada por las políticas neoliberales de Piñera y sus antecesores, sino también la fuerte represión institucional ejercida por las fuerzas de Seguridad a su cargo, que incluyó heridas con armas de fuego, torturas, malos tratos, abusos sexuales y detenciones arbitrarias masivas.

Sin embargo, la Convención Constituyente tiene su dosis de incógnitas. La necesidad de conseguir acuerdos amplios y la presencia de un gran número de miembros independientes podrá frenar los cambios más radicales en la nueva constitución. Al mismo tiempo, la escasa presencia de la derecha hará prender las alarmas y desplegar el aparato mediático conservador.

El avance de la izquierda se reflejó también en las elecciones regionales y locales. El resultado más significativo fue el triunfo de la joven economista Irací Hassler en la alcaldía de Santiago. La candidata comunista venció las constantes campañas del miedo y dejó el Partido Comunista más consolidado como fuerza política.

Pero, además, todo esto se da en el marco de la fecha cumbre: las presidenciales del 21 de diciembre de este mismo año. Al respecto, el Servicio Electoral de Chile ya confirmó el registro de dos grandes alianzas o pactos electorales, que el próximo 18 de julio realizarán elecciones primarias para definir a sus candidatos a la presidencia de la nación.

Hasta ahora se conoce que el oficialismo inscribió al pacto de derecha Chile Vamos con cuatro precandidatos: Joaquín Lavín, el exalcalde de Las Condes (Santiago) y tres exministros del gabinete de Piñera: Ignacio Briones (Hacienda); Sebastián Sichel (Desarrollo Social) y Mario Desbordes (Defensa).

Por su parte, el Partido Comunista y el Frente Amplio terminaron formando un pacto con dos precandidatos que se enfrentarán en las primarias para obtener la postulación: Daniel Jadue, el popular alcalde de Recoleta (Santiago) y el diputado Gabriel Boric.

El cambio de vientos en Chile representa una amenaza seria a la hegemonía de EEUU en el bastión neoliberal más consolidado del continente. Pero no es la única. El gobierno de Iván Duque en Colombia y el de Bolsonaro en Brasil se enfrentan a protestas masivas, y ambos candidatos derechistas parten en desventaja para los comicios presidenciales que se avecinan.

De igual modo, una victoria de Pedro Castillo en Perú abriría un nuevo frente desfavorable para las transnacionales del norte. Sin embargo, el posible (o probable) regreso de la izquierda se da en condiciones económicas más adversas que hace 10 o 15 años, frente a aparatos mediáticos más agresivos y proyectos de extrema derecha latentes. Como tal, aprender las lecciones del pasado y tener audacia es un primer paso ineludible.

 

Breves

 

Brasil / Manifestantes exigen la destitución de Bolsonaro

 

Manifestaciones contra Bolsonaro (AFP)

Miles de brasileños salieron a las calles de varias ciudades del país para exigir la destitución del presidente Jair Bolsonaro por su deficiente respuesta frente a la pandemia del covid-19, que ha cobrado la vida de medio millón de personas a nivel nacional.

Los manifestantes piden un juicio político contra Bolsonaro, además de solicitar la aceleración del proceso de vacunación y el pago de la ayuda de emergencia.

Algunos de los participantes llevaron imágenes de apoyo al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, uno de los posibles contrincantes de Bolsonaro en los comicios presidenciales de 2022.

 

Colombia / Un mes de protestas

 

Colombia cumple un mes del estallido social en Colombia, el mayor de su historia reciente, que ha dejado ya decenas de muertos, miles de heridos y cientos de desaparecidos.

Ante las últimas protestas, el mandatario colombiano, Iván Duque, ordenó el máximo despliegue militar en la ciudad de Cali y el departamento del Valle del Cauca, los más movilizados.

Desde el pasado 28 de abril, cuando comenzó el conflicto político en rechazo a un proyecto oficial de reforma impositiva, se han registrado 3.155 casos de violencia por parte de las fuerzas policiales.  

 

Perú / Ataque terrorista a dos semanas de las elecciones

 

Pedro Castillo lleva ventaja en las encuestas. (Semana)

En Perú 18 personas fallecieron durante un presunto ataque terrorista registrado en la región Junín, a pocos días de la segunda vuelta electoral, donde el candidato de izquierda, Pedro Castillo tiene amplias posibilidades de alcanzar el poder.

Sin embargo, el hecho delictivo ha trasladó el final de campaña al esquema de confrontación de los años noventa; es decir, fujimorismo vs supuesto terrorismo, lo que ha beneficiado a la candidata Keiko Fujimori,

A la par, Fujimori ha acelerado su campaña de miedo también contra “el socialismo y la venezolanización de Perú”. La contienda será el próximo 6 de junio.

 

Venezuela / ¿Nuevas negociaciones?

 

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro reiteró que está dispuesto a dialogar con la oposición venezolana incluyendo al sector más extremista liderado por el exdiputado Juan Guaidó.

Al respecto, Maduro afirmó que para avanzar en acuerdos existen “tres puntos clave”: el levantamiento de las sanciones de EE.UU., el reconocimiento de la Asamblea Nacional y la devolución de las cuentas bancarias y activos a las instituciones estatales.

Del mismo modo, reiteró el llamado a que la oposición participe en las venideras elecciones de alcaldes y gobernadores del próximo 21 de noviembre.

 

Argentina / Segunda ola e inflación

 

Argentina se enfrenta a una segunda ola del Covid-19 (OSINSA)

El gobierno argentino decretó nuevas restricciones para enfrentar una segunda ola de la pandemia. Con un rápido aumento en las últimas semanas, la nación suramericana ha superado los 3,6 millones de casos y las 75.000 muertes.

A pesar de la vacunación que ya ha alcanzado a un 20% de la población, los hospitales especialmente en los centros urbanos se ven desbordados.

Al mismo tiempo, la economía argentina sigue estancada y sufriendo por la actividad reducida en medio de la pandemia. La inflación anual se acerca a los 50%, mientras más del 40% de la población está por debajo del umbral de la pobreza.

 

 

Entrevista 

 

México / Katu Arkonada: “MORENA mantendrá la mayoría legislativa“

 

El domingo 6 de junio se realizan elecciones legislativas y regionales en México. La contienda viene siendo presentada como un “referendo” al gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Para entender mejor lo que está en juego, hablamos con el analista internacional Katu Arkonada.

Los electores mexicanos acuden a las urnas el próximo 6 de junio para elegir los 500 integrantes de la Cámara de Diputados. ¿Qué está en juego y cuáles son los escenarios más probables? 

El 6 de junio no se escogen únicamente los 500 diputados federales sino también miles de cargos locales, la mayor parte de los congresos locales, regidurías, presidencias municipales, alcaldes. Pero lo más importante es que se escogen 15 de los 32 gobernadores del país, estamos hablando de la mitad del poder territorial y actualmente la derecha tiene la mayor parte de las gobernaciones. Si MORENA (partido de AMLO) gana entre 8 y 10 gobernaciones, que es algo muy probable, estaría gobernando la mitad de la nación.

Además, estas elecciones se han planteado como un referendo a favor o en contra de AMLO y las políticas que está implementando, la llamada “cuarta transformación”. La oposición de manera absolutamente anormal se ha unido, el PRI y el PAN  e incluso el PRD (la vieja izquierda institucional), van juntos en muchos distritos. De alguna manera, eso lo hace un referendo. Yo creo que se va a producir una suerte de empate, MORENA no tendrá la fuerza de 2018, donde arrasó, pero tampoco la oposición va a conseguir tener un proyecto serio, alternativo, de nación, que recoja el voto de la gente. Será un poco la continuidad de lo que está, tal vez con resultados un poquito más modestos para MORENA y AMLO pero manteniendo la mayoría absoluta (más de 250) en la Cámara de Diputados. Yo apostaría a que la coalición oficial de MORENA, el Partido Verde y el Partido del Trabajo obtendrá alrededor de 300 escaños y quedará cerca de la mayoría calificada (333) que permitiría cambiar la Constitución.

México ha sido de los países más golpeados por la pandemia. ¿Cómo se evalua el manejo por parte del gobierno? 

México ha sido uno de los países más golpeados por las características que tiene. Es muy grande, con una población de 130 millones de personas, un nivel muy grande de desigualdad, cerca del 60% de la población en condiciones de pobreza y extrema pobreza, con un sistema de salud muy golpeado y saqueado durante años de neoliberalismo y aún así en ningún momento se han visto las imágenes que se han visto en otras naciones, como hospitales colapsados o gente muriendo por falta de respiradores.

Al contrario, México decidió invertir una cantidad muy alta de dinero en comprar camas, respiradores y contratar médicos. Sin embargo, la tasa de contagio ha sido muy alta, pues además el país comparte miles de kilómetros de frontera con EE.UU., está lleno de maquilas, y es muy difícil cerrar fuertemente la economía como sí ha podido hacerse en otros países con más estado de bienestar. Más aún, tiene una mega urbe como la ciudad de México con 20 millones de personas, transporte masivo, otras zonas con una alta afluencia de turismo como Cancún y la Riviera Maya. A pesar de todo, se ha gestionado bien la pandemia y sobretodo la etapa de vacunación. México ha recibido más de 40 millones de vacunas y lleva aplicadas alrededor de 30 millones, por lo que creo que se saldrá de esto en pocos meses.

EEUU siempre tiene un interés especial en la política mexicana, en especial por temas económicos y migratorios. ¿Qué aspectos de la relación con el vecino del norte están en debate en esta campaña?

Respecto a EE.UU., estamos a punto de presenciar, en cuanto pase la elección, un encuentro entre Kamala Harris, vicepresidenta de EE.UU. y el presidente de México, AMLO. Sin embargo, EE.UU. no ha sido un aspecto destacado en la campaña, aunque obviamente se mantienen y mantendrán fuertes vínculos entre ambos países por los millones y millones de mexicanos que viven en EE.UU.. Por el contrario, se ha producido una cierta injerencia norteamericana en esta campaña. Por ejemplo, una Misión Articlede la OEA llegará a esta elección. También hubo financiamiento desde el Departamento del Estado a organizaciones opositoras como “Mexicanos contra la corrupción”, etc. Pero, en general, la relación entre las naciones está más o menos estable, y no es algo determinante ahorita mismo en la elección.

 

Eloy Alfaro encabezó la Revolución Liberal en Ecuador

 

Venas abiertas / Revolución Alfarista

 

El 5 de junio de 1895 tuvo lugar en Ecuador la Revolución Liberal o Alfarista con la proclamación de Eloy Alfaro como Jefe Supremo en el país.

El alzamiento, que contó con apoyo popular y militar, surgió en un período turbulento en Ecuador y puso fin al dominio conservador. Las tradicionales élites conservadoras del interior se vieron desplazadas por una clase liberal emergiente sobretodo en el litoral del país.

La Revolución tuvo un impacto duradero en la sociedad ecuatoriana, por ejemplo imponiendo la separación entre el Estado y la Iglesia. En 1897 fue aprobada una nueva constitución y Alfaro nombrado Presidente de la República.

 

¿Cuáles son los temas de América Latina que más te interesan o aquellos donde las coberturas mediáticas te generan más dudas que respuestas? Escríbenos tus sugerencias al investigactionAL@gmail.com

Las opiniones expresadas son de los autores y no necesariamente se corresponden con las que poseen los miembros de la redacción de Investig’Action.

 

Fuente: Investig’Action