América Latina en Resistencia: Castillo en la encrucijada

Editorial / Tensión y dilemas para el nuevo gobierno peruano

 

Pedro Castillo ganó la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Perú por un margen mínimo. El maestro y sindicalista rural irrumpió en la escena de forma inesperada y sembró el pánico entre las élites con sus propuestas de renegociar los contratos con las multinacionales energéticas y realizar una asamblea constituyente.

Consumada su victoria, los analistas vaticinaron que no tendría vida fácil y se enfrentaría a duros desafíos de “gobernabilidad”, y así ha sido. Las élites, los medios y el congreso de mayoría opositora han estado en una guerra constante contra el nuevo gobierno. La gran pregunta era: ¿Castillo “moderaría” sus planes o confrontaría a sus oponentes? Hasta ahora la tendencia ha sido la primera.

En el episodio más reciente y significativo, Castillo cedió ante la presión de los poderes dominantes que demandaban la sustitución del “radical” Guido Bellido, quien se desempeñaba como jefe del Consejo de Ministros. Bellido pertenece al partido Perú Libre, por el cuál se lanzó Castillo a la presidencia.

En su lugar, el presidente nombró  a Mirtha Vásquez, una política progresista, ambientalista y feminista, actual parlamentaria del Frente Amplio.

Vásquez forma parte de la izquierda peruana, es muy activa en la defensa de los derechos humanos y el ambiente, pero viene de las clases políticas “tradicionales”. De hecho, ya ha sido presidenta del Congreso en 2020.

Pero la renuncia del primer ministro, según el artículo 133 de la Constitución peruana, implica también la renuncia del gabinete entero, lo que llevó al nombramiento de nuevos ministros en Interior, Educación, Trabajo, Cultura y Producción, entre otros.

Ahora ¿se trata de un simple cambio de gabinete o implica la suavización de un gobierno progresista que, sin embargo, debe conseguir el aval de un Congreso hostil y acostumbrado a derrocar presidentes con diversos argumentos incluyendo la «incapacidad moral»?

De hecho, el detonante de la crisis fue que Bellido amenazó con nacionalizar una empresa vinculada con la administración del gas si esta no renegociaba el reparto de utilidades con el Estado. Al final, una de las banderas de la campaña. La declaración ocurrió poco después que Castillo realizara un viaje hacia EE.UU. en busca de inversionistas a quienes ofreció estabilidad y seguridad.

Tras eso, Vladimir Cerrón, presidente de Perú Libre, afirmó que Bellido es un político consecuente con sus ideas, con las promesas de campaña, con la Asamblea Constituyente. “El presidente deberá elegir ante la disyuntiva de lo conservador o lo revolucionario», agregó.

La relación entre Castillo y el Perú Libre se ha vuelto muy tensa. Los líderes de la agrupación izquierdista han apuntado al hecho de que por las presiones de la derecha y de los medios ya no queda ningún integrante del partido en el gabinete ministerial. Bellido de hecho amenazó con forzar la disolución del parlamento y convocar a elecciones anticipadas, pero el presidente una vez más eligió no antagonizar a sus oponentes.

Los pocos meses de Castillo en la presidencia hacen recordar otros antecedentes. En 2011, cuando los progresismos arrasaban en América Latina, Perú dio su voto a Ollanta Humala, un militar radical que se había levantado contra el Gobierno a comienzos de siglo y prometía grandes cambios. Pero muy rápidamente fue perdiendo “radicalismo” y cayó en un sinfín de negociaciones políticas y financieras, que traicionaron las demandas populares.

Mientras tanto, Castillo asegura que su gobierno seguirá comprometido a entregar gas barato a la población, después de que la cotización del combustible en el mercado internacional ha sido volátil. De igual forma, presentó  la denominada “segunda reforma agraria” que permitirá que el Estado llegue a los agricultores con vías de comunicación, tecnología y asesoramiento técnico.

Pero las dos grandes promesas de su campaña (asamblea constituyente y renegociación/nacionalización de la exploración de recursos naturales) están en suspenso.

Entre la izquierda han resurgido viejos debates. De un lado, algunos argumentan que Castillo necesita mantenerse en el poder para ganar tiempo de efectuar los cambios que busca. Del otro están quienes sostienen que el presidente debe recurrir a su apoyo popular para enfrentar a sus enemigos, y no gobernar con una agenda que poco tiene que ver con su programa.

El caso de Perú es paradigmático y trae lecciones cuando la izquierda está bien posicionada para ganar elecciones en Chile, Colombia y Brasil. Las élites resistirán violentamente hasta en contra de los más pequeños cambios. Buscar un acomodo puede ser una solución temporal. Pero si no hay respuestas a las necesidades de las grandes mayorías, se agotarán muy rápidamente los nuevos ciclos progresistas.

 

Breves

 

Ecuador / Estado de excepción por 60 días

 

Lasso ha impuesto el estado de excepción en el país. (El Universo)

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, decretó “estado de excepción” en todo el país durante 60 días para que las Fuerzas Armadas y policiales puedan “llevar a cabo control de armas, inspecciones y patrullajes 24 horas al día” con el fin de “combatir la delincuencia”.

Asimismo, anunció también la creación de la Unidad de Defensa Legal para proteger a cualquier miembro de la Fuerza Pública que sea demandado “por simplemente cumplir con su deber». “Debemos trabajar en absoluta unidad, porque en las calles de Ecuador hay un solo enemigo: el narcotráfico”, agregó Lasso.

El recién-inaugurado presidente ha sido cuestionado en los últimos días por figurar en los Pandora Papers.

 

Venezuela / Empieza el juicio de Alex Saab

 

El diplomático venezolano Alex Saab, extraditado de Cabo Verde a EE.UU., fue presentado ante el tribunal del Distrito Sur de Florida, donde el juez John O’Sullivan le imputó 8 cargos, 7 de ellos por presunto lavado de dinero y uno por conspiración para cometer este delito.

Saab -detenido en circunstancias irregulares en junio de 2020 por las autoridades caboverdianas- fue imputado por O’Sullivan desde una celda en Miami, donde se encuentra detenido, a través de una teleconferencia.

La defensa solicitó libertad bajo fianza para el acusado, pero la petición fue denegada. De momento, la próxima sesión será el próximo 1 de noviembre.

 

Brasil / Bolsonaro podría enfrentar cargos por mala gestión ante la pandemia

 

Bolsonaro ha sido muy cuestionado por la gestión de la pandemia. (DW)

La Comisión de Investigación Parlamentaria (CPI) presentará al menos 11 delitos para imputar al presidente, Jair Bolsonaro, por su mala gestión sanitaria durante la pandemia.

Mientras, Bolsonaro afirmó estar «aburrido» de las preguntas sobre las más de 600.000 muertes por Covid-19 en su país y más de 21,5 millones de contagiados.

De igual forma, el mandatario decidió no vacunarse.  “¿Para qué voy a vacunarme? Sería lo mismo que jugar 10 reales a la lotería y ganar dos reales, no tiene sentido», justificó.

La popularidad de Bolsonaro se ha ido a pique tras aumentar la gasolina casi un 40 % durante los últimos 12 meses y registrar una inflación de 10,25 % en septiembre.

 

Paraguay / Asesinan a la hija de un gobernador paraguayo

 

Cuatro personas fueron asesinadas dentro de una camioneta al salir de una fiesta en el departamento de Amambay, al noreste de Paraguay, entre ellas Haylee Carolina Acevedo (21 años), hija del gobernador local, Ronaldo Acevedo.

Haylee se encontraba al lado de Osmar Vicente ‘Bebeto’ Álvarez (29), supuesto miembro del Primer Comando de la Capital, la organización criminal más grande de Brasil, que maneja el comercio de drogas a través de Paraguay.

El atentado ha dejado al país en shock, mientras las autoridades prosiguen con las investigaciones.

 

Bolivia / Mercenarios intentaron atacar a Luis Arce

 

Arce ganó las elecciones de octubre de 2020 (AP)

El Gobierno de Bolivia denunció que varios de los implicados en el magnicidio del ex presidente de Haití, Jovenel Moïse, estuvieron en La Paz días antes de las elecciones de octubre de 2020, para planificar el asesinato del entonces candidato y actual presidente, Luis Arce.

Según la investigación, el encargado de establecer el contacto con estos mercenarios fue el exministro de Defensa del Gobierno de facto de Jeanine Áñez, Fernando López, quien es muy allegado al entonces candidato opositor Luis Fernando Camacho, una de las figuras principales del golpe de 2019.

Para esta operación se habría pactado un pago de 125.000 dólares.

 

Entrevista

 

Nicaragua / Arlen Hernández: “Está en juego la tranquilidad de la gente”

 

El Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y Daniel Ortega buscan la reelección en las venideras elecciones generales. Para entender lo que está en juego en esta contienda, hablamos con la periodista Arlen Hernández, periodista de La Nueva Radio Ya.

El pueblo de Nicaragua está convocado a votar en los comicios del próximo 7 de noviembre. ¿Qué está en juego en estas elecciones?

Nicaragua el 7 de noviembre va a unas elecciones generales (4 procesos en 1), donde están en juego la paz y la estabilidad de este país. Es decir, desde la 2da etapa revolucionaria (10 de enero del 2007) el avance económico y social de Nicaragua es reconocido por todo el mundo incluso por aquellos que no son sandinistas o están en la acera del frente. Por eso, está en juego la tranquilidad de la gente, su prosperidad material y espiritual, que Nicaragua siga siendo en Centroamérica el primer lugar en carreteras, con un 99% de cobertura eléctrica, independizándose energéticamente porque antes dependíamos del petróleo en un 75% y ahora bajó a 25%. De igual manera avanzamos en más de 60% en agua y saneamiento a nivel nacional. También hay subsidios al transporte, programas sociales, un plan estratégico que depende exclusivamente del Frente Sandinista y que busca eliminar la pobreza.

En los últimos meses hemos visto como los planes de “cambio de régimen” liderados por Washington han subido de tono, con su correlato en los grandes medios. ¿Cuáles son las principales distorsiones o medias-verdades difundidas sobre esta elección?

EE.UU. busca títeres, nos miran como su patio trasero, y aunque ellos digan que hacen elecciones y cambian de presidente igual son la misma cosa. Ellos deben aprender a respetar a Nicaragua y a un gobierno que defiende la soberanía y la dignidad de la patria. En cambio, intentan borrar de un plumazo la historia, todo lo que le ha costado al pueblo nicaragüense decidir cómo quiere vivir.

Recordemos que los gringos mataron a Sandino en complicidad con la dictadura somozista y en gran parte la gente ha elegido al Frente Sandinista porque son quienes honran la memoria de más de 50 mil mártires que hubo en la guerra de los 80. Actualmente, las encuestas a nivel nacional, municipio por municipio, dan positivo a favor del Frente Sandinista, mediante un parámetro llamado «licencia ciudadana» que tiene que ver con la legitimidad, la aprobación, la confianza, y dónde Daniel Ortega está un 8 o 9% por encima del contrincante. La gente aún no olvida que entre el 90 y el 2006 estuvieron tres gobiernos neoliberales echaron atrás y abajo todas las conquistas de 1980 hasta el 90 y privatización toda la nación.

En el plano interno, ¿cuáles son las críticas/demandas de los movimientos de base del Sandinismo? En tu opinión, ¿qué prioridades debe tener el gobierno que salga como vencedor?

Como en todo país, se deben crear más plazas de empleo, ser facilitadores de la inversión privada y pública para tener más trabajo. En nuestro caso, recordemos que en 2018, durante la intentona golpista, nos quitaron más de 160 mil empleos, sacaron a un montón de trabajadores por no alinearse a lo que la derecha quería. Esto sumado a la pandemia convirtió el empleo en un gran desafío para el gobierno. Igualmente seguir defendiendo las conquistas actuales es otro reto, no es sólo pintar la pared sino seguir monitoreando. También deben mantener la unidad y trabajar para seguir cumpliendo el Plan de Desarrollo Humano. Asimismo, hay que mejorar más la calidad y la atención médica aunque ya se hayan construido 18 hospitales. Y todo esto hay que hacerlo manteniendo el entusiasmo.

 

Maurice Bishop y Fidel Castro

 

Venas abiertas / Asesinato de Maurice Bishop

 

La pequeña isla caribeña de Granada tomó los titulares de la prensa en marzo de 1979 con el triunfo revolucionario del Movimiento New Jewel.

A la cabeza estaba el joven y carismático Maurice Bishop, quien asumió como primer ministro en el renombrado Gobierno Popular Revolucionario. Granada estableció relaciones con Cuba y otros países socialistas además de introducir avances progresistas en áreas como la educación, la salud y los derechos de las mujeres.

Para EEUU resultaba inaceptable tener un segundo “mal ejemplo” en su patio trasero. Finalmente, en octubre de 1983, disputas internas llevaron a un golpe de Estado y al asesinato de Bishop. Pocos días después, fuerzas estadounidenses invadieron la isla.

 

¿Cuáles son los temas de América Latina que más te interesan o aquellos donde las coberturas mediáticas te generan más dudas que respuestas? Escríbenos tus sugerencias al investigactionAL@gmail.com

Las opiniones expresadas son de los autores y no necesariamente se corresponden con las que poseen los miembros de la redacción de Investig’Action. 

 

Fuente: Investig’Action