Londres se inflama, la Bolsa se ahoga, el desempleo se desencadena. Solución? Bombardemos a Libia!

En Londres, jóvenes desesperanzados queman casas y almacenes. A algunos kilómetros de allí, aquellos que acumularon miles de millones en la Bolsa se enloquecen frente a la idea de ganar menos…



¿Y cómo ganaron estos miles de millones? Obligando las empresas a disminuir los salarios y los empleos. Es decir se destruía el futuro de estos jóvenes para aumentar los beneficios de las sociedades. De ahí la crisis obviamente: ¿si privan de su sustento a los consumidores, cómo harán para comprar?

¿Qué hacen actualmente los amos de la Bolsa? Exigir  a los Estados  más recortes sociales, es decir, aún más jóvenes sin esperanza


Y durante este tiempo, los Ministros – cuyas medidas neoliberales permitieron esta masacre social – simulan no comprender las razones de la rebelión. Les bastaría con ir a escuchar a estos desesperados, pero para ellos es mucho más simple enviar a los policías a los barrios populares y no a la Bolsa.


Pero en vez de utilizar todos sus presupuesto en la creación de empleos, el Gobierno británico acaba de enviar bombarderos suplementarios para matar aún a más civiles en Libia y sembrar más odio. París, Washington y Bruselas hacen otro tanto… Apoderarse del petróleo y de las reservas financieras de los Libios, para así disponer de algo de dinero suplementario y  poder  pagar las deudas.


¿Qué sucederá si logran derribar a Kadhafi? Se acabará el Estado Providencia  en Libia, con un máximo de privatizaciones. No habrá mas redistribución social del dinero del petróleo, pero si su confiscación en beneficio de  las multinacionales. Cesará también la ayuda de Libia al desarrollo autónomo de los países africanos y habrá más explotación de los recursos por parte de Occidente.


¿Consecuencia? Más africanos sin futuro serán forzados a  emigrar y a  engrosar la masa de desesperados de Londres, París y Bruselas, donde trabajarán por unas monedas, lo que ocasionará la desgracia de unos y la felicidad de otros.

Un sistema absurdo e inhumano. ¿Cuánto tiempo permitiremos que eso ocurra?

Michel Collon, Bruxelles, 11 août 2011

______________



Algunos hechos y cifras de los que apenas se habla

  1. Cameron congeló los salarios británicos mientras que el precio de la comida acaba de aumentar un 5%.

  2. En Tottenham (Londres), hay 54 solicitantes para cada empleo vacante.

  3. Ningún agente de la Metropolitan Police  (Policía Metropolitana) londinense ha sido condenado, a pesar que desde 1988, han muerto 333 personas en detención preventiva.

  4. El Estado griego tiene una deuda de 350 mil millones de euros. Los capitalistas griegos tienen 600 mil millones en sus cuentas en Suiza.

  5. La agencia de notación Standard & Poors deterioró la cuenta de los EE.UU, principalmente,  porque “el plan del Congreso y la administración sólo prevé cambios menores en la política de Medicare” (equivalente de la Seguridad social para el seguro de enfermedad).

  6. J-F Copé, secretario-général de l' UMP (Francia) declaró: “Ya reformamos las jubilaciones, es necesario hacer ahora la reforma de la dependencia y la del Seguro de enfermedad. ” (10 de agosto de 2011)

Traducido por Maria Piedad Ossaba para La Pluma


Fuente original: investigaction.net