Hamas, Fatah, algunas mentiras

Warschawski ha escrito varios libros, uno de ellos intitulado “En la frontera” (Stock,2002) y “Programar el desastre, la política israelí manos a la obra”. Este libro publicado por la editorial La Fabrique, en febrero del 2008, empieza por desmontar sin piedad alguna las mistificaciones al uso en lo que reza al Oriente Medio fabricadas y/o alimentadas por los medios internacionales.
Análisis de cómo les medios tratan la información relativa a Gaza, por Michel Warschawski.

Uno de los títulos o frases que a menudo se han podido leer:

“Después de que el Hamas se hubo apoderado del poder en Gaza”

¿ Verdad ? ¿ Mentira ? Es mentira, declara el autor. Y lo explica : “Fue mediante las elecciones cuyo carácter transparente y democrático el mundo entero saludó cómo el Hamas ganó los votos de la mayoría de la población palestina. No sólo no “se apoderó” del poder sino que aceptó inmediatamente formar un gobierno de unión nacional en el que los vencidos – el Fatah y sus seguidores – estaban sobre representados.

Otra afirmación mediática por meditar : « El Hamas declaró la secesión de Gaza y rompió toda relación con Cisjordania”.

¿ También es eso una mentira ? Mentira, dice el autor : « Fue Mahmoud Abbas, con la protección del ejército israelí y tras un golpe de estado abortado en la franja de Gaza y la huída de sus tropas a Egipto, quien retiró su administración. Al romper todo lazo con la franja de Gaza aceptaba que ésta fuera considerada por Israel y la comunidad internacional como “entidad hostil” (sic), esto es : una zona donde viven más de un millón de mujeres, hombres, niños y ancianos, a quienes se les niegan los derechos más elementales, empezando por el derecho a disponer de una alimentación y de atenciones médicas”.

Pero ¿existe un montón de terroristas en el Hamas ? Según algunos periódicos de gran tirada, sí : “No se puede reconocer al gobierno del Hamas porque es responsable de atentados terroristas…”

¿Mentira, requetementira ? Insiste Warschawski : “Desde hace cuatro años, el Hamas respeta escrupulosamente una tregua unilateral y los atentados (raros) así como los cohetes disparados desde el norte de la franja de Gaza son esencialmente acciones… de las brigadas AL-Aqsa, relacionadas con el Fatah” (pp 11-12)

Según Warschawski, la mayoría de los principales medios, deformando los hechos e inventando otros, toman partido en ese conflicto en contra de los palestinos. Lo cual les facilitan, dice, los frecuentes capotes que el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, le echa al gobierno israelí. Cuando Warschawski estaba escribiendo su libro, “el jefe de los milicianos de el Fatah “se alegró delante de los periodistas israelíes de que todos los libros – incluso los ejemplares del Corán – de una institución cultural relacionada con el Hamas hubieran sido destruídos por el ejército israelí. Y, afirma el autor, hace poco, Abbas “ha pasado la raya”. Al llamar a Israel a “reforzar el aislamiento” de la franja de Gasa, ha optado por la felonía en lugar del compromiso.

Finalmente, para Warschawski, son los dos pueblos, los palestinos y los israelíes, los que ponen en apuros a Israel en cuanto a la aplicación completa de su política. Los israelíes también, ya que “han perdido el espíritu de sacrificio y se niegan a pagar el precio de una política que sólo apoyan en la medida en que no les cuesta nada. Si les presentan la cuenta y si la normalidad de su existencia se ve puesta de nuevo en el tapete, aunque sólo sea por unas semanas, la población del Estado judío rechaza las aventuras militares” (pp. 33 – 34)

Traducido del francés al español por Manuel Colinas Balbona para investigaction.