Donald Trump y África: entre el amor y el odio

Desde el 9 de noviembre de 2016, se ha convertido en el 45 Presidente de los Estados Unidos de América. En el debate televisado que ha precedido a su victoria, Donald Trump ciertamente no ha recordado a África. Pero, en el pasado, el candidato Trump ha expresado el poco interés que África representaba para él. Sobre todo ha exteriorizado su odio a los africanos y las medidas de represalia que les reserva. Pese a eso, inmediatamente después de la elección del presidente Trump, los mensajes de felicitaciones han brotado de varias capitales africanas.

Trump expresándose en Indianápolis

“Mirad a los países africanos Kenia, por ejemplo, su gente está robando a su propio gobierno y va a invertir dinero en países extranjeros. Desde el gobierno a la oposición, están cualificados para ser utilizados como una monografía cada vez que se necesitan malos ejemplos. Para mí, la mayoría de estos países africanos deberían ser colonizados de nuevo durante 100 años porque no saben nada sobre el liderazgo y el autogobierno”.

Donald Trump en la Universidad de Wichita en Kansas en enero de 2016

En su discurso sobre la primera república, Donald Trump había declarado: “para devolver su grandeza a los Estados Unidos, debemos expulsar a los musulmanes, a los mejicanos y a los africanos, especialmente a los nigerianos. Toman nuestros empleos, los empleos de los honrados estadounidenses que trabajan duro”.

Trump en la campaña electoral

Los africanos son “imbéciles, perezosos, solamente buenos para alimentarse, hacer el amor y dar prueba de brutalidad”.

Trump Presidente

“Prometo volver a hacer de América una gran nación restableciendo la dignidad que hemos perdido con Obama. Razón de más para que esté convencido de que él y sus hermanos y hermanas de Kenia deberían ser expulsados hacia Kenia para poner América en seguridad”.

Reacciones de los Presidentes africanos

El Ruandés Paul Kagame quiere continuar trabajando con el nuevo Presidente estadounidense.

captura-de-pantalla-2016-12-05-a-las-12-48-54Felicidades a @realDonaldTrump por una victoria bien ganada. Mirando por una buena relación continuada con la nueva administración de Estados Unidos

El keniano Uhuru Kenyatta ha felicitado al elegido Trump reconociendo los esfuerzos de la candidata demócrata. No hay que olvidar que Hillary Clinton tenía el apoyo del Presidente saliente Barack Obama que tiene raíces kenianas.

captura-de-pantalla-2016-12-05-a-las-12-49-02Kenia felicita al Sr. Trump por su campaña victoriosa, y a su principal oponente, Sra. Hillary Clinton, por su valiente esfuerzo.

El ugandés Yoweri Museveni ha visto pasar a varios Presidentes por la Casa Blanca: Ronald Reagan, Georges Bush padre, Bill Clinton, Georges Bush hijo, Barack Obama. Yoweri Museveni desea trabajar con Donald Trump como lo ha hecho con sus predecesores:

captura-de-pantalla-2016-12-05-a-las-12-49-12Felicito a @realDonaldTrump por su elección como presidente estadounidense. Espero con impaciencia trabajar con él como he hecho con sus predecesores.

El Burundés Pierre Nkurunziza se extasía:

captura-de-pantalla-2016-12-05-a-las-12-49-20Sr. @realDonaldTrump, de parte del pueblo de Burundi, le felicitamos calurosamente. Su Victoria es la Victoria de todos los Americanos.

Abdel Fattah al-Sissi el Presidente egipcio ha sido el primer jefe de Estado en llamar al nuevo elegido Donald Trump para felicitarle. Luego, ha difundido un comunicado en el que reclama más coordinación con Washington para la estabilidad y el desarrollo en el Medio Oriente.

Algunos jefes de Estado preparan ya las demandas de visitas oficiales que van a enviarle al nuevo inquilino de la Casa Blanca.

Donald Trump, una oportunidad para África

En 2008, la elección de Barack Obama a la presidencia estadounidense ha sido presentada a los crédulos como la era de una cooperación sana con África. Los orígenes africanos del 44 presidente estadounidense fueron recordados para la ocasión para convencer a los escépticos. Ocho años después, está la constatación y destroza los ojos. Bajo el mandato de Obama es cuando África ha vivido sus más grandes humillaciones. El pico se ha obtenido a nivel político con el encarcelamiento del Presidente de Costa de Marfil Laurent Gbagbo y el asesinato del Guía libio Mouammar Kadhafi. Hillary Clinton entonces Secretaria de Estado había declarado: “Vinimos. Vimos; él murió”, antes de esbozar una sonrisa de antropófago.

Paradójicamente, podemos ver tras las declaraciones incendiarias de Donald Trump una oportunidad para África. Porque el nuevo Presidente estadounidense dice muy alto lo que muchos dirigentes del mundo piensan en bajo de los africanos. Para ellos, África es simplemente un yacimiento de materias primas. Los hombres y mujeres que viven allí “no han entrado lo suficiente en la Historia []”, decía ya el antiguo presidente francés Nicolás Sarkozy en visita oficial a Senegal el 26 de julio de 2007.

¿Trump no quiere africanos? ¡Tanto mejor! Los africanos no deben esperar nada de los Estados Unidos y la elección del nuevo presidente marca sin duda la ocasión de iniciar este giro necesario. Lejos de jugar a revanchistas, los africanos deben cambiar su programa mental y ponerse al trabajo. Es a este precio como se impondrán las relaciones internacionales y no mendigando la benevolencia de un presidente extranjero que en principio sólo piensa en él, luego en sus mil millones y por fin en sus conciudadanos.

Traducido para Umoya por María Isabel Celada Quintana.

Fuente : Journal de l’Afrique, Investig’Action